Los sindicatos piden más inversión en prevención de riesgos laborales

UGT y CC OO exigen a Inspección de Trabajo que haga cumplir la normativa para evitar accidentes mortales como el ocurrido el martes en Barro

ANA MORIYÓNLLANES.
Dos personas observan el hotel donde sucedió el accidente. ::
                             N. A./
Dos personas observan el hotel donde sucedió el accidente. :: N. A.

El trágico accidente laboral ocurrido el pasado martes durante las obras de rehabilitación de un hotel junto a la playa de Barro (Llanes), que acabó con la vida del parragués Juan José Caldevilla Ordiales 'Chencho', de 36 años, ha consternado a la sociedad y ha hecho que los principales sindicatos comarcales denuncien públicamente la falta de inversión por parte de las empresas en prevención de riesgos laborales y exijan más responsabilidad al organismo de Inspección de Trabajo para que hagan cumplir la Ley. Aunque las causas exactas de la muerte del joven parragués aún no han trascendido, se sabe que 'Chencho' se encontraba alisando una pared cuando cayó por el hueco de un ascensor desde una altura de diez metros. Los servicios sanitarios no pudieron hacer nada para salvar su vida.

Los secretarios comarcales del Oriente de UGT y CC OO lamentaban ayer profundamente la muerte de Juan José Caldevilla al que, concretamente el líder de UGT, Alejandro Óscar Pello Pardo, conocía personalmente. «No puedo más que manifestar en nombre de mi sindicato mi más absoluta indignación por que a día de hoy todavía a la gente le cueste la vida trabajar, por imprudencias o porque las empresas aún deben ponerse las pilas en prevención de riesgos laborales», denunció Pello Pardo. Su compañero en CC OO, Rogelio Marotías, considera que las empresas «no están haciendo todos los esfuerzos necesarios para erradicar la siniestralidad laboral» y denuncia a quienes «escatiman recursos con la excusa de la crisis». La solución, añade, pasaría por «mayores inversiones en prevención y formación» y por el cumplimiento de la normativa existente. En este punto, ambos sindicatos instan a Inspección de Trabajo a hacer cumplir la normativa «y actuar ante los incumplimientos e irregularidades que puedan poner en peligro la vida de los trabajadores».

Se trata de la primera víctima por accidente laboral en la comarca del Oriente de Asturias en lo que va de año -ayer mismo fallecía otro trabajador en Oviedo al caerse de un andamio- pero en absoluto son casos aislados. «Hace unos años se dio un caso similar en Cangas de Onís y en una comarca como ésta, en la que escasea el empleo, es absolutamente indignante que ocurra esto», denuncia Pello Pardo.

El funeral por el joven fallecido se celebró ayer por la tarde en la iglesia parroquial de Arriondas y sus restos fueron trasladados al cementerio de Pendás.