Mieres asegura que el toro de Pinos «no fue maltratado»

La res no cumple con el reglamento de ganadería, por lo que fue encerrada «sin agua ni comida», según el propietario del animal

MACARENA ARRESEIGORMIERES.
José Ángel Álvarez, con su toro al fondo. ::
                             J. M. PARDO/
José Ángel Álvarez, con su toro al fondo. :: J. M. PARDO

El concejal de Ganadería del Ayuntamiento de Mieres, Juan José Menéndez, aseguró ayer que el Principado «da la razón al Consistorio» ante la denuncia interpuesta por un vecino de la localidad, después de que su toro casín que pastaba en el puerto de Pinos fuese, según su dueño, encerrado y «maltratado por el guarda». El edil, que desmiente dicho maltrato, sostiene que posee un certificado veterinario en el que se refleja que el animal «está en perfecta condiciones».

El concejal asegura que, en varias ocasiones, se notificó al propietario, José Ángel Álvarez para que retirase al toro, al ser de raza asturiana de la montaña y estar los pastos dedicados exclusivamente a sementales de raza asturiana de los valles, tal y como marca el reglamento de ganadería de Mieres. Álvarez hizo «caso omiso» a la petición del Consistorio ya que él había adquirido el pertinente permiso para que su animal pastase en el Puerto de Pinos. En este sentido, el edil de ganadería acusa al dueño de haber «engañado al técnico» para obtener el certificado.

El Principado «nos da la razón» porque entiende que «tener al animal en esos terrenos contradice al reglamento». Ahora falta que la Consejería de Agricultura y Ganadería de Castilla y León, donde está el puerto, se pronuncie ya que tiene que «ser ésta la que ordene la salida».