«Soy 50% asturiano y no quería ofender a nadie»

«Hay unas normas, pero con la emoción del título no les llegué a explicar lo de las banderas» Ginés Meléndez Seleccionador español Europeo sub 19

JAVIER BARRIOGIJÓN.
El seleccionador nacional, ayer, en Las Rozas. ::                             EFE/
El seleccionador nacional, ayer, en Las Rozas. :: EFE

Ginés Meléndez (Albacete, 1950), seleccionador nacional sub 19 en el Europeo que finalizó este lunes en Rumanía con España como campeona, está en el centro de la polémica. Las redes sociales echan humo tras el desafortunado gesto que protagonizó con la bandera de Asturias en la celebración posterior a la conquista del torneo. Y él pasa como puede el mal trago. «Es un día feliz para los chavales y eso es lo verdaderamente importante», recuerda, mientras se dirige en el AVE hasta su retiro vacacional en Albacete y atiende la llamada de EL COMERCIO.

-¿Cómo está?

-Bien. Muy contento de ver a los chavales disfrutar. Esta generación del 92, que cogí hace ya tres años, con una mezcla del 93 porque algunos se fueron al Mundial de Colombia, se ha unido mucho. En la casa procuramos generar buenos grupos y que, cuando se vayan, sean mejores personas y profesionales.

-Ha protagonizado una desafortunada polémica con la bandera de Asturias y con el gesto que hizo...

-En la casa hay unas normas y unas directrices que tenía que explicar a los chavales. Desde el pasado Europeo sub 21, todas las selecciones sólo pueden subir al podio con la camiseta. Una vez que estén ya en el césped, en la celebración, pueden llevar lo que quieran. Ahí no hay ningún problema. Sí que es verdad que puede que no estuviera muy acertado a la hora de coger la bandera que llevaba Juan. Yo estaba al final de la fila, vi un color diferente a la bandera nacional y fui. Luego, en el vestuario, se lo expliqué y le di un abrazo. No quería ofender a nadie ni muchísimo menos.

-¿Pero entiende que en Asturias haya gente enfadada con usted?

-Yo también soy de una comunidad humilde y no tengo falta de sentimientos hacia nadie. Tenga en cuenta que el 50 % de mi sangre es asturiana. Mi padre y mi abuela vivían en Sama y en El Entrego, y parte de mi familia sigue viviendo en Gijón. No he querido herir a nadie. Hay unas normas y yo, con la emoción de la celebración del título, les dije cómo se tenían que colocar y todo, pero no les llegué a explicar lo de las banderas. España es campeona de Europa y es agua pasada. No quería molestar a nadie y pido perdón si alguien se ha molestado.

-¿Le ha dicho algo su familia asturiana de lo que se ha comentado?

-Todavía no me ha llamado mi prima María, pero me imagino que no le habrán sentado bien los insultos que haya podido escuchar porque es sangre de mi sangre. Pero tampoco voy a valorar nada. No me atrevería a opinar de personas que no conozco.

-El coordinador de IU de Asturias, Jesús Iglesias, hizo unas declaraciones especialmente duras sobre todo lo que pasó. Aseguró que «los fachas están crecidos».

-Es una persona que no conozco y no puedo opinar de lo que haya dicho.

-¿Era consciente del revuelo que se podría formar?

-No. Fue una cosa natural. Sí que es verdad que si llego a coger a 'Juanito' del brazo, que es como un hijo para mí, le llevo a un sitio aparte y le digo: 'Juan quítatela y luego te la pones'... Igual no hubiese pasado nada. Pero fue en el ardor de la celebración. Juan es un chico extraordinario y ha contribuido a crear un grupo muy bueno porque siempre está alegre, contando chistes...

-¿Y cómo le ha visto a él?

-Hemos comido este lunes y le he visto muy triste. Le he dicho que él no ha hecho nada malo, ni yo tampoco. Es una circunstancia. Espero que no esté preocupado y que sea feliz con su medalla de oro porque cuando regrese al Sporting va a ser un futbolista más reconocido.

-La Asociación Camino Real de la Sidra de Colloto-Oviedo le ha invitado públicamente a participar en una jornada gastronómica para limar asperezas.

-Estaría encantado. Ya le he dicho que el 50% de mi sangre es asturiana y que mis mejores amigos están allí. Sería un placer y un honor.

-Cambiemos de tema. El caso de Juan Muñiz, que ha realizado un gran torneo, pese a no ser titular, demuestra que la cantera de Mareo sigue muy viva...

-Tenemos muy buenos jugadores allí y muy buenos contactos. Álvaro Bustos, que viene muy bien, Álex Serrano... Ambos estarán en la sub 17. En el caso concreto de 'Juanito', tiene una potencia de disparo enorme y muchas actitudes. Sabía perfectamente cuándo iba a jugar porque es muy aprovechable en determinadas circunstancias. El lunes jugó muy bien. Necesitábamos buenos centros y buenas faltas, y cumplió con su papel. Estamos encantados con él.

-Sería complicado dejarle fuera después del primer partido que hizo.

-Ellos ya saben que juegan 14 porque es la norma interna y también que todos los chicos tienen que haber jugado al menos un partido cuando termine la competición. Unos juegan más y otros menos. Pero Juan ha tenido un comportamiento exquisito y hay que darle alegría para que no se sienta culpable. No ha hecho nada. Tiene que seguir adelante. A ver si lo podemos traer a la sub 21 en un tiempo prudencial.

-¿Lo tienen en previsión?

-Sí. Es uno de los elegidos. Vamos a ver en función de los partidos que tengamos. Pero sí que es un jugador que tenemos muy en cuenta.