«La ciudad tiene derecho a programar y hacer el Beltaine, el Intercéltico es privado»

El concejal de Cultura asegura que el equipo de gobierno mantendrá su apuesta por el festival que este año cumplió su tercera edición

YOLANDA DE LUISAVILÉS.
Román Antonio Álvarez. ::
                             MARIETA/
Román Antonio Álvarez. :: MARIETA

«Nosotros no partimos de ninguna premisa de si dos son mejor que uno o uno mejor que dos. Simplemente apostamos por un festival en el mes de julio y lo seguiremos haciendo». Así explicaba ayer el concejal de Cultura, Román Antonio Álvarez, la postura del equipo de gobierno sobre la celebración del Beltaine y el Festival Intercéltico.

El edil defendió el derecho dela ciudad «a programar sus actividades» y en ese sentido afirmó que «hemos apostado por un festival público, participativo, transparente y que trabaja en red con otras entidades e instituciones de la comarca y de Europa». Se refería así al Beltaine. Por contra, para el concejal socialista, «el Festival Intercéltico es un festival privado, organizado por un grupo, que nosotros respetamos como otras actividades que realizan asociaciones deportivas o culturales en la ciudad».

Izquierda Unida había planteado la posibilidad de unir ambos festivales, algo que el concejal prácticamente descartó y simplemente se limitó a insistir en que el Beltaine «está abierto a la participación de todos aquellos que se quieran incorporar para trabajar y aportar ideas».

Román Antonio Álvarez recordó los problemas surgidos hace cuatro años en la organización del Festival Intercéltico. «Hubo un desencuentro tanto por el embargo de cuentas por parte de la SGAE como por los planteamientos de Esbardu y la ciudad decidió apostar por un festival público, participativo y transparente que se abrió a todos los grupos para su participación. Si uno de ellos no comparte nuestros planteamientos y no quiere participar, aquí no hay una dictadura, nosotros no le vamos a impedir que siga organizando su festival cada año», dijo el edil.

Román Antonio Álvarez señaló que Esbardu va a encontrar en el Ayuntamiento «colaboración», como con «otras asociaciones que organizan otras actividades como la Milla Urbana, la San Silvestre o el concurso de la Coral Avilesina, entre otros muchos».

El concejal de Cultura cree que Izquierda Unida comparte sus planteamientos respecto a la organización del festival. «Supongo que Cueli también defenderá que sea participativo y transparente. Nosotros invitamos a todo el mundo, pero no podemos imponer a nadie que haga lo que nosotros entendemos que es lo mejor, pero tampoco un grupo puede pretender imponer a la ciudad sus planteamientos». Y en este sentido el edil socialista se preguntaba «¿qué dirían si nos plegásemos a lo que nos diga un grupo, en lugar de mantener nuestros planteamientos y defender los intereses dela ciudad?».

Así las cosas, de momento parece que las posturas siguen muy alejadas.