El peñamellerano Benito Fernández se proclama campeón de Asturias

La selección asturiana empata a tres chicos con la de Cantabria en la reinauguración de la bolera de la localidad fronteriza de Casamaría

GUILLERMO F. BUERGOLLANES.
Jugadores de las selecciones de Asturias y Cantabria de bolo palma, en la reinaguración de la bolera de la localidad cántabra de Casamaría. ::
                             G. F. B./
Jugadores de las selecciones de Asturias y Cantabria de bolo palma, en la reinaguración de la bolera de la localidad cántabra de Casamaría. :: G. F. B.

El peñamellerano Benito Fernández Llamazares, jugador de la peña torrelaveguense de Casa Sampedro, se proclamó el sábado campeón de Asturias de primera categoría de bolo palma tras derribar 600 bolos, en cinco tiradas de 121, 115, 115, 124 y 125 bolos. Con esta victoria Benito encadena seis títulos regionales consecutivos.

En segundo lugar se situó el ribadedense Iván Arias al tumbar 530 bolos con cinco registros parciales de 99, 105, 115, 103 y 108 palos. La tercera plaza fue para el peñamellerano, de Panes, Alejandro Monje al contabilizar 392 bolos en cuatro tiradas. Cuarto se situó el llanisco Eduardo González, con 369 bolos, mientras que la quinta plaza se la adjudicaba Ángel González, con 257 palos en tres tiradas.

La persistente lluvia del viernes y el sábado obligó a trasladar la disputa del campeonato desde el corro de Colombres hasta la flamante bolera cubierta de Unquera. El campeón regional realizó una media de 120 bolos por tirada.

Y al día siguiente la atención bolística se desplazaba a la fronteriza localidad cántabra de Casamaría, con un vistoso encuentro entre las selecciones de Asturias y Cantabria. El resultado final fue de empate a tres chicos, marcador inesperado dada la superioridad que se suponía a los bolistas cántabros.

Asturias formó con Benito Fernández, Iván Arias, Eduardo González y Ángel González, mientras que Cantabria situaba sobre la arena a un cuarteto de lujo: Jesús Salmón, Óscar González, Rubén Rodríguez y Alfonso Díaz.

Asturias ponía raya alta a la mano y emboque fácil, mientras que Cantabria colocaba raya al medio al pulgar con el emboque en el sitio.

Cantabria cerró de mano con 42 bolos en el primer chico y los asturianos se llevaban la victoria gracias a un emboque de Eduardo. En el segundo juego Asturias firmaba 36 palos y los cántabros cerraban en 50. En el tercer juego Cantabria consiguió un emboque y cerró en 54 palos, que no sirvieron de nada porque los asturianos Benito y Ángel soltaron un par de emboques.

En el cuarto chico Asturias totalizaba 34 palos que los cántabros pulverizaban con 50 bolos. En el quinto juego un emboque de Alfonso llevó a los cántabros a sumar 55 bolos, superados por los asturianos con emboques de Iván y Benito. En el sexto parcial Asturias se fue a 36 palos y Cantabria firmó 47.

Fotos

Vídeos