«Apoyo totalmente al centro, todo esto hace mucho daño a la ciudad», lamenta la alcaldesa

«No hay irregularidades de ningún tipo, las auditorias a veces ponen pegas a facturas, pero se explican y ya está», afirma Varela

J. GONZÁLEZAVILÉS.
Pilar Varela, en la plaza del Niemeyer. ::
                             SERGIO LÓPEZ/
Pilar Varela, en la plaza del Niemeyer. :: SERGIO LÓPEZ

La alcaldesa de la ciudad, Pilar Varela, se mostró ayer muy dolida por la denuncia pública lanzada por el Principado. No sólo por el contenido de la misma -«no hay irregularidades de ningún tipo», aseveró-, sino por el hecho de que apenas un par de horas antes de que se remitiera el comunicado había estado hablando por teléfono con el consejero Emilio Marcos Vallaure y no le comentó nada al respecto.

«El comunicado son cuatro páginas, y del medio folio del final es del que me habló», apuntó en alusión a la parte del escrito en el que el titular de Cultura confirma la suspensión de la reunión que había convocado para ayer. Varela interpretó aquella conversación como «un reconocimiento de su error» por parte del consejero por una convocatoria que habían rechazado por escrito el secretario y el presidente de la Fundación, José Luis Rebollo y Manolo Díaz, el jefe de gabinete del Ministerio de Cultura, Daniel Espín, y la propia alcaldesa.

Pero, lejos de ese reconocimiento del error y de que se reconduciese este problema de forma que se iniciase un diálogo entre instituciones sobre la gestión de proyecto de la importancia para Avilés y de Asturias del Centro Niemeyer, la alcaldesa se encontró con la sorpresa de la dura denuncia de «unas supuestas irregularidades que son totalmente falsas». Y añadió: «Si esto es lealtad institucional y una invitación al consenso, que baje Dios y lo vea».

Varela valoró, de hecho, como «un ataque a esta ciudad realizado con mala fe» la denuncia realizada por el Gobierno del Principado. «Las auditorías en ocasiones te ponen pegas con algunas facturas, pero se explican una a una y se soluciona», indicó acerca de las reservas recogidas por la empresa auditora de la Fundación y la Intervención General del Principado que se aluden en el comunicado de la Consejería.

Además, prosiguió, «sé del ofrecimiento del director de la Fundación para poner toda la documentación que sea necesaria a disposición de la Consejería, y no la han consultado aún», añadió antes de expresar su «respaldo total a la gestión realizada en el centro, pero sin ningún género de duda». Para Pilar Varela el proceder del Gobierno autonómico, dirigiéndose a su persona y al Ayuntamiento a través de comunicados y conversaciones con informaciones parciales «no es manera de relacionarse entre instituciones». «Lo que ha hecho la Consejería es de una gravedad increíble, que hace mucho daño a la ciudad. Antes de verter estas cosas hay que demostrar que realmente existen esas graves irregularidades», añadió.

«Negro sobre blanco»

Por su parte, el portavoz de Foro Asturias en Avilés, que acudió a la convocatoria de ayer del consejero en calidad de delegado del Puerto, Pablo Sánchez Lorda, defendió la actuación del Gobierno autonómico. «Es bueno que si se detecta un problema se trate de aclararlo. Así que, ante lo detectado por la Intervención General del Principado, que casualmente coincide con la auditora interna del Niemeyer, no queda otra cosa que actuar para ponerlo todo negro sobre blanco», dijo.

En esa línea, Lorda expresó su sorpresa «porque la alcaldesa cierre filas» con la dirección del centro, cuando «estamos hablando de irregularidades en la gestión de dinero público».

A ello añadió que la actuación del Principado, «no pone en ningún caso en riesgo el Niemeyer, que es crucial para la ciudad y muy bueno para Asturias, pero eso no significa que cada uno haga de su capa un sayo, sino que debe gestionarse con rigor y transparencia».