Gijón acoge la quinta edición del festival audiovisual de verano

Las intervenciones se desarrollarán en Laboral Centro de Arte, el patio de Espacio Líquido y Mediaphoto, y el museo del Ferrocarril entre mañana y el sábado

MARÍA LASTRAGIJÓN.
Adrián Cuervo, en Laboral, será uno de los participantes en el festival audiovisual. ::
                             LABORAL/
Adrián Cuervo, en Laboral, será uno de los participantes en el festival audiovisual. :: LABORAL

Cine de verano con una programación alternativa de piezas audiovisuales creadas en directo, cuyo común denominador es la indagación en la idea de lo fantasmagórico y la relación entre la imagen y el sonido. Este es el punto de partida del quinto festival audiovisual de verano, que llega mañana a Gijón, con el título de 'Phantasmagoria in two'.

El programa, que durará hasta el sábado, parte de una visión histórica del cine artístico y pretende fortalecer la relación de la práctica artística contemporánea con el espacio público. Así,el festival ofrece tres días de visionado e interactividad con varias piezas, actuaciones, intervenciones y motivos audiovisuales varios, unidos a la escucha de acompañamientos sónoros directamente relacionados. Todo ello se desarrollará en tres espacios diferentes de la ciudad: Laboral Centro de Arte y Creación Industrial, el patio compartido entre la galería de arte Espacio Líquido y Mediaphoto y, por último, el Museo del Ferrocarril. Además, cada una de las citas culmina con sendas fiestas en el Monkey Club, con un programa especial de DJ's.

A diferencia de otros proyectos, 'Phantasmagoria in two' propone la proyección de obras audiovisuales en el marco de un contexto expandido, con audio y vídeo en directo, zonas de reunión, acciones y proyecciones simultáneas, con el fin de presentar la cultura contemporánea como algo accesible y múltiple, dando visibilidad a este medio y a acceso a todos los públicos de forma gratuita. Este ciclo audiovisual recupera el deseo de ver y de pensar más allá de la muerte, o mejor, de los límites de lo real. El objetivo último es pues revivir y atravesar los tiempos dispares de los cuales emerge este conjunto de obras, intervenciones y piezas sónoras, en donde cada instante reactiva una presencia intensa del pasado en el presente.

Alfredo Aracil y Abraham Rivera están a cargo del comisariado. El primero ha sido programador de ciclos de cine como Leer el tiempo, leer las imágenes, en el Reina Sofía, y es el actual responsable de la Mediateca de Laboral Centro de Arte y Creación Industrial. Mientras, Rivera es comisario independiente, crítico musical y cinematográfico de Arte Contexto, redactor del boletín de MEIAC y además ha comisariado la propuesta escénica Sinestesia y la exposición Arte Sonoro.

Entre los asistentes a estos tres días dedicados al mundo audiovisual en Gijón se encuentran nombres como el de Cristina Busto, César Estaibel, Adrián Cuervo y Fernando Gutiérrez, entre otros. Mientras que Busto centra su trabajo en el interés por la evolución del uso de las técnicas, experimentando con las posibles combinaciones entre dibujo vídeo e instalación; Estaibel hará una sesión de dark wave, post industrial, ambiente turbio y noise para acompañar las distintas imágenes de la obra de Bill Morrison, también participante de esta edición. Por su parte, el ovetense Gutiérrez centra su producción en el dibujo, experimentando distintos procedimientos y técnicas que acaban por incorporar a su obra el collage articulado como proceso de trabajo y la animación como soporte. Gijón se prepara con todos ellos paraa una forma distinta de ver el arte.