Barral: «Yo también soy guapo y bueno, pero no rico»

Cristiano Ronaldo vincula la agresividad de los defensas y aficionados hacia él con su calidad futbolística, su imagen y sus astronómicos ingresos

DANIEL FERNÁNDEZGIJÓN.
Cristiano y Elsa Pataki, en una de las escenas de un anuncio de una marca de relojes. ::                             EFE/
Cristiano y Elsa Pataki, en una de las escenas de un anuncio de una marca de relojes. :: EFE

A Cristiano Ronaldo le duele el tobillo de ser tan guapo. Bien podían ficharlo los Inhumanos, mítico grupo de los noventa que convirtieron en himno adolescente aquella canción en la que se retorcían de dolor por ser tan guapos, tenían una sonrisa Profiden y se excitaban mogollón cuando se miraban al espejo. Y es que el crack madridista ya ha encontrado la explicación a las duras entradas que recibe por parte de los defensas y a los odios que despierta entre los aficionados rivales. Para el delantero portugués, esta oposición dentro y fuera de los terrenos de juego se debe a que «soy guapo, rico, bueno y me tienen envidia».

De forma irónica o no, Cristiano Ronaldo dijo esta frase al término del partido de Liga de Campeones ante el Dinamo de Zagreb del miércoles, que concluyó con victoria blanca por 0-1 y con el tobillo del astro luso ensangrentado por la agresividad de los defensas croatas.

La acción que más indignó al jugador 'merengue' fue una una entrada en plancha de Leko, que el colegiado no sancionó con amonestación. Al término del partido, Cristiano mostraba a las cámaras de le televisión su tobillo ensangrentado -recibió tres puntos de sutura- como consecuencia de esa dura acción. «Es muy importante empezar con buen pie en la máxima competición continental, pero lo del árbitro ha sido una vergüenza. Espero que no nos pite más», insistía el luso.

Posteriormente, en la zona mixta del estadio croata ironizó cuando se le preguntaba si se sentía desprotegido por los colegiados y por los silbidos que recibe en los estadios que visita, tanto con el Madrid como con su selección, como ocurrió la pasada semana con Portugal en Chipre, donde le cantaron «Messi, Messi, Messi» desde la grada. «Me silban porque soy guapo, rico y bueno y me tienen envidia».

Barral también es «guapo»

La frase de Cristiano Ronaldo fue ayer muy comentada en el fútbol español. El delantero del Sporting David Barral ironizó ayer en este sentido y dijo: «Yo también soy guapo y bueno, pero no rico».

El centrocampista del Valencia, rival de mañana del Sporting, David Albelda, restó importancia a las declaraciones del madridista y aseguró que «no pierdo ni un minuto en pensar si él es guapo o feo». Juanfran, del Levante, por contra, bromeó con el tema. «Pensaba que me estaba describiendo a mí», aseguró.