Euskatel negocia la compra de Telecable a Cajastur

Competirá con ONO y con el fondo de capital CVC y ya ha consultado al regulador del sector para conocer si aprobaría la operación

MANU ÁLVAREZBILBAO.
José Antonio Ardanza. ::
                             F. GÓMEZ/
José Antonio Ardanza. :: F. GÓMEZ

La compañía vasca de telecomunicaciones Euskaltel negocia la compra de Telecable, el operador asturiano controlado por Cajastur, ahora Liberbank tras la fusión fría protagonizada junto a Caja Cantabria y Caja de Extremadura. La operación permitiría a la firma presidida por José Antonio Ardanza alcanzar un mayor tamaño, además de contar con una plataforma de expansión fuera de Euskadi. Al parecer ya se ha elevado a la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones una consulta extraoficial para conocer la postura que adoptaría el regular del mercado en el caso de que se alcance un acuerdo sobre los extremos económicos de la operación.

Fuentes conocedoras de la operación han señalado que las cajas de ahorros vascas -BBK, Kutxa y Vital- tienen un papel activo en las negociaciones, dado el carácter de socios de referencia que tienen en Euskatel y también debido a las «buenas relaciones» que existen con Liberbank, que controla el 92% de las acciones de Telecable. El resto está en manos del grupo Prensa Ibérica.

Al parecer, la propuesta que se maneja en estos momentos es una operación doble, ya que una parte de la compra se realizaría en metálico y el resto en acciones de Euskaltel. Liberbank ya ha manifestado su deseo de vender pero también el de permanecer como accionista, aunque minoritario. Algunas fuentes señalan que se quedaría con un 20%.

Los recursos obtenidos en la operación serán destinados a la recapitalización del nuevo banco nacido de la fusión. En el caso de Euskaltel, el 64,56% de la sociedad está en manos del naciente Kutxa Bank de las cajas de ahorros vascas; mientras que el resto de las acciones se reparten entre Iberdrola, Endesa, el Grupo Mondragón y el Gobierno vasco.

Liberbank ha encargado a Société Général la gestión del proceso de venta de la sociedad, en la que ya han mostrado su interés otras firmas, como es el caso del operador ONO, así como el fondo de inversión británico CVC, que recientemente compró 'R' , la empresa de cable en Galicia. Según algunas estimaciones, la valoración de Telecable puede rondar los 400 millones de euros.

La firma asturiana facturó el pasado año 121 millones de euros, frente a los 330 de Euskaltel y obtuvo un beneficio neto de 17,5 millones, mientras que en la empresa vasca ascendieron a 32,7. Tiene en torno a 156.000 clientes de telefonía fija, frente a los 373.000 de Euskaltel y su desarrollo ha sido similar al de la empresa vasca, a partir de la construcción de una red de fibra óptica -a través de la que oferta voz, acceso a internet y televisión-, además de competir también en el sector del móvil.

Operación interesante

Para Euskatel la operación resulta interesante por varios motivos. En primer lugar, supone la oportunidad de sumarse al proceso de concentración que se intuye en el sector de operadores de cable, que encuentran notables dificultades para competir desde dimensiones regionales. Por otra parte, supone la oportunidad de contar con una segunda marca con la que crecer y abordar el mercado ajeno a la comunidad autónoma vasca. Una asignatura en la que ha hecho algunos pinitos -es el caso de la creación de la marca de móvil Viva Mobile- pero con resultados bastante discretos.

Fotos

Vídeos