«Un maestro de la pública cobra 5.000 euros más que uno de la concertada»

OTECAS pide «más recursos» y se opone a la elaboración de una clasificación de los mejores centros

A. VILLACORTAOVIEDO.

A la enseñanza concertada sólo le chirrió uno de los anuncios realizados por la consejera de Educación, Ana Isabel Álvarez, durante su comparencia en la Junta General del Principado: «No estamos de acuerdo en que las pruebas de diagnóstico se utilicen para hacer clasificaciones de los centros, algo que está expresamente prohibido por la LOE». Porque, el resto fue positivo. Especialmente, «todo lo que se refiere al cumplimiento de la legislación vigente en cuanto a la dotación de recursos para las dos redes que integran el servicio público educativo», avanzó ayer Rosa Pérez, secretaria de Organización de OTECAS, el sindicato mayoritario de los centros concertados en Asturias.

La central considera un paso adelante que la titular de Educación se haya comprometido a tratar en igualdad de condiciones a la red pública y a la concertada, pero, «como todo son aún palabras y no hechos», volvió a lanzar al tejado del Principado las reclamaciones que sacaron a la calle al sector la pasada legislatura.

«Las declaraciones de la consejera tienen que reflejarse en una negociación seria que debe producirse cuanto antes», dijo Pérez, que resumió las reivindicaciones: «Negociación de un acuerdo de plantillas vinculado con la reducción de las actuales 25 horas de carga lectiva, incremento del profesorado de apoyo y de los orientadores, paga de 25 años, complemento autonómico para el Personal de Administración y Servicios, revisión del acuerdo de jubilaciones parciales, reconocimiento de antigüedad para recolocados de centros en crisis y acuerdo retributivo que permita la equiparación real y contemple sexenios e incentivos por la evaluación docente».

Esa discriminación de la que habla la red concertada (que, según sus datos, suma 31.616 alumnos y 1.911 trabajadores) puede traducirse en cifras, dicen, y, de hecho, según el secretario de Acción Sindical de OTECAS, Juan Luis Barrera, «un maestro de la pública con dos sexenios cobra casi 5.000 euros más que uno en la concertada con la misma antigüedad».

Estudiantes y personal docente

Y, mientras que el sindicato negaba que esta red tenga un menor porcentaje de alumnos inmigrantes y con necesidades especiales que la pública en relación con sus aulas y su profesorado, Estudiantes Progresistas aseguraba que «la afirmación de la consejera explicando que la Administración apuesta de igual manera por la pública y por la privada es una razón suficiente para exigir su dimisión».

Por su lado, la Junta de Personal Docente también reclamó ayer «la convocatoria de las pertinentes reuniones tanto con la Junta como de la Mesa Sectorial de Educación para establecer un calendario de negociaciones en el que se aborden los asuntos pendientes. La Junta dice que «numerosos centros públicos carecen de apoyos tanto para Infantil como para que los equipos directivos puedan desarrollar su labor», que «faltan por cubrir vacantes en colegios» o que «no se está dotando de auxiliares técnicos educativos a alumnado con necesidades derivadas de graves situaciones médicas». Asimismo, quiere abordar la situación de los interinos y denuncia que «se está intentando derivar profesorado para atender a alumnado de la concertada, en una actuación sin precedentes y saltándose toda la legalidad vigente».