La Guardia Civil estudia «varias líneas» sobre el crimen de Tineo

«Hay avances muy importantes», asegura Trevín, y la Benemérita asegura que su viaje a La Espina aporta nuevas pistas

JOSÉ MARÍA AZCÁRATE LA LLANEZA (TINEO).
Cuatro agentes, pertrechados para la montaña, caminan hacia la casa familiar de Tomás. ::                             J. M. AZCÁRATE/
Cuatro agentes, pertrechados para la montaña, caminan hacia la casa familiar de Tomás. :: J. M. AZCÁRATE

«Aquí estamos investigando una muerte violenta, y estamos siguiendo varias líneas para ello. Para concretar una de ellas, necesitaríamos tomarle declaración». Así se refería ayer el delegado del Gobierno, Antonio Trevín, a la búsqueda que se está llevando a cabo en la zona de La Llaneza y los montes aledaños para localizar a Tomás Rodríguez Villar, especialmente reforzada después de que EL COMERCIO desvelase que el hombre acudió el pasado viernes a pie desde su escondite al pueblo salense de La Espina para aprovisionarse en un supermercado y volvió a continuación hasta La Llaneza en un taxi, cuyo conductor, incluso, llegó a hacer un vídeo de él, una vez Tomás abandonó el vehículo.

Ese vídeo fue examinado por la Guardia Civil, de la misma forma que el taxista y los empleados del supermercado Del Cruce, de la cadena Coviram, tuvieron que prestar declaración. Su breve aparición en La Espina, según Trevín, «ha aportado información, pero no queremos desvelar, de momento, detalles de la investigación».

En todo caso, Trevín explicó que «la localización concreta de Tomás González tiene sus dificultades, por la zona en que está, y puede llevar su tiempo. Pero hay avances muy importantes». Por su parte, el coronel de la Guardia Civil de Asturias, José María Feliz, apuntó que la de Tomás González «no es la única línea de investigación que tenemos», y que al hermano de la víctima se le quiere localizar para «interrogarle, para saber dónde estaba ese día en concreto», cuando su hermano, Manuel Rodríguez Villar, apareció muerto junto a la cabaña en la que vive Tomás.

«Es astuto y tiene dinero»

Mientras tanto, 25 agentes efectuaron ayer un minucioso registro de las casas de La Llaneza, así como un rastreo intensivo por las fincas y montes cercanos, en busca de pistas sobre el paradero de Tomás Rodríguez. En compañía de los propietarios, los agentes, que portaban dos fotos del huido sacadas del vídeo obtenido por el taxista, revisaron tanto el interior de las viviendas como cuadras y paneras.

Los vecinos aseguran que en las fotos se veía a Tomás Rodríguez «bien arreglado, con la barba y el pelo cortados y rostro serio».

Magdalena Fernández, vecina de La Llaneza, apuntó que en el pueblo «crece la preocupación, ya que parece imposible que no lo localicen, y mucho menos, después de haber ido a La Espina a comprar comida». Con todo, admite que encontrar a Tomás Rodríguez tampoco ha de ser fácil, porque «conoce el monte como la palma de la mano, y vive en él desde hace más de veinte años».

El paseo de Tomás Rodríguez por los montes hacia La Espina es la comidilla, en la zona. Aunque nadie sabe exactamente qué compró, piensan que serán conservas y quesos, pan, vino y embutidos, con «lo que puede pasar más de un mes en el monte», ya que «además de astucia, tiene dinero, porque el año pasado vendió por lo menos 20 terneros y vacas, y baja a comprar una vez al mes, además de lo que saca de los huertos y del propio monte», dicen los vecinos.