12 horas de rescate en el Cho Oyu

Nacho Orviz y Jordi Tosas ayudan a descender al burgalés atrapado José Luis Quintana que se encontraba atrapado en el Campo II

DIEGO FIGAREDOGIJÓN.
El alpinista gijonés Nacho Orviz, durante su ascensión al Cho Oyu. A la derecha, José Luis Quintana, el montañero rescatado. ::
                             E. C./
El alpinista gijonés Nacho Orviz, durante su ascensión al Cho Oyu. A la derecha, José Luis Quintana, el montañero rescatado. :: E. C.

Rescate con éxito. El gijonés Nacho Orviz se embarcó anteayer junto con el catalán Jordi Tosas en una expedición de rescate de un montañero atrapado en el Campo II -a unos 7.200 metros de altitud- del Cho Oyu, la sexta montaña más alta del mundo, con 8.201 metros.

El montañero allí atrapado era el burgalés José Luis Quintana, un profesional de la escalada muy experimentado, que ha participado, entre otras, en la ascensión a la cumbre del Shisha Pangma -8.027 metros-. No obstante, no han trascendido todavía los motivos por los que Quintana, de 67 años, no fue capaz de descender hasta el campamento base, como sí hizo su compañero de expedición, Santiago Gallego. Lo que se conoce hasta el momento es que el burgalés, aunque se encuentra fuera de peligro, tiene principios de congelación en varios dedos de los pies.

Malas condiciones climáticas

Después de que algunos montañeros que descendían tras hacer cumbre en el Cho Oyu, como el canadiense Elia Saikali, informaran anteayer de la situación de Quintana en el Campo II, y ante la difícil situación climática en que se encuentra la montaña, la labor de rescate se vio complicada. En un primer momento, según declaraciones de Saikali a una de las páginas web de referencia del montañismo, Explorersweb.com, dos sherpas habrían intentado rescatar a Quintana sin éxito porque el exceso de nieve les bloqueó el paso debajo de la pared de hielo que hay a unos 7.000 metros, cerca del Campo II.

Entonces, partió una segunda expedición liderada por Jordi Tosas, quien fue el primero en llegar hasta Quintana y en ayudarle en el descenso. En algún momento de la expedición de rescate se le unió Nacho Orviz, que en la madrugada del martes había trasladado a su esposa Isabel su intención de participar junto con Tosas en la expedición de rescate.

Camino a Katmandú

Después de doce horas -seis de subida y seis de bajada- de expedición y pese al empeoramiento de las condiciones climáticas, finalmente Orviz y Tosas acompañaron a Quintana hasta el campo base. Según ha podido saber este periódico, el burgalés se encuentra bien y ya ha tomado un vehículo que le trasladará hasta la capital de Nepal, Katmandú, donde podrá emprender el camino de regreso.

Por otra parte, el mal tiempo afectó también a los compañeros de ascensión de Nacho Orviz, Ferrán Latorre y Tony Massague, quienes tuvieron que renunciar ayer a su intento de coronar el Cho Oyu por el repentino empeoramiento de las condiciones climatológicas, a pesar de encontrarse a menos de 500 metros de la cima, como recogió en una escueta nota el blog personal de Ferrán Latorre. El gijonés, por su parte, alcanzó la cumbre el sábado en solitario y luego descendió en el mismo día hasta el campo base, donde se enteró de los problemas de José Luis Quintana.

Fotos

Vídeos