Un prófugo con ropa, comida y dinero en efectivo

E. C.GIJÓN.

La seguridad con la que Tomás Rodríguez se mueve por los montes de Tineo está vinculada con su profundo conocimiento de la zona, con numerosos escondrijos naturales, pero también con la infraestructura en la que se apoya. Y, así, es capaz de irse de compras a Salas y volver a La Llaneza en taxi mientras que la Guardia Civil mantiene un intenso operativo de búsqueda, con hombres apostados entre la maleza.

Ese día, abandonó a pie el refugio que frecuentaba en la sierra de La Pereda para personarse en La Espina también con algo extraño en su apariencia: jersey y cazadora que contrastaban con las altas temperaturas.

Equipado con ropa adecuada para pasar el invierno, se dirigió al supermercado El Cruce, donde pagó con billetes de 50 euros. O lo que es lo mismo: cuenta con una cantidad importante de dinero en efectivo.

Allí, Tomás compró varios quesos, latas de conserva, embutidos y algún que otro producto no perecedero. Total: más de 100 euros y provisiones para una buena temporada.