Peña Rubia, un poblado con un futuro teñido de polígono industrial

Sus viviendas fueron adjudicadas en 1996 para erradicar el chabolismo. Entonces ya se sabía que eran casas de transición

MARTA VARELALANGREO.
Los vecinos de Peña Rubia, ayer, delante de sus viviendas que no quieren abandonar. ::
                             J. C. ROMÁN/
Los vecinos de Peña Rubia, ayer, delante de sus viviendas que no quieren abandonar. :: J. C. ROMÁN

Numerosas familias están dispuestas a luchar por mantener sus casas y su forma de vida actual en el poblado langreano de Peña Rubia. Y es que el Ayuntamiento de Langreo está procediendo en las últimas semanas a desalojar a sus propietarios a otras zonas de la villa. El último objetivo municipal es habilitar en Peña Rubia un futuro polígono industrial. Pese a la oferta de nuevas viviendas, algunas familias no están dispuestas a abandonar sus casas. «Llevamos aquí quince años, dependemos de la chatarra, junto a nuestra casa tenemos el trabajo y no podemos dejarlo e irnos a un piso», explicaban ayer.

La principal reticencia corre a cargo de las familias más antiguas, dado que las más jóvenes sí estarían dispuestas a vivir en comunidad en otras zonas residenciales. Así lo comunicaron ayer a los máximos responsables del área de Bienestar Social y Vivienda del Ayuntamiento de Langreo que se desplazaron hasta el poblado para hablar con los actuales inquilinos y estudiar la situación de las diferentes familias.

El poblado gitano de Peña Rubia nació en 1996 como solución a la erradicación de un núcleo de chabolas muy cercano. Muchas familias llevan viviendo en estas casas desde hace quince años y aseguran que no pueden irse a vivir a un piso: «son pequeños y no tienen sitio para nuestra chatarra» explican. Son motivos suficientes para ellos para no abandonar su actual residencia. Hasta el momento sólo cuatro familias han aceptado otra vivienda dentro del propio concejo por lo que sus casas de Peña Rubia han sido tapiadas para que no vuelvan a ser habitadas. Ahora falta por encontrar una solución para el resto de familias que todavía viven en la zona.

Meriñán espera

En todo caso, Peña Rubia no será el único núcleo que deberá desaparecer para que el concejo de Langreo pueda llevar a cabo la reordenación del suelo existente entre el polígono de Riaño II y el de Meriñán. De hecho, para poder disponer del nuevo área industrial, de 32.354 metros cuadrados, se deberá realojar a los vecinos de Meriñán en el distrito de Barros.

Meriñán se compone de una decena de casa habitadas principalmente por personas de edad avanzada. Sogepsa estudia ahora la solución al problema

Fotos

Vídeos