La alcaldesa aconseja adelantar la primera mamografía a los 40 años

Moriyón considera «irresponsable» retrasar la revisión a los 50, tal y como está establecido hoy el examen, «porque es perder años de vida»

LAURA FONSECAGIJÓN.
José Luis Cifuentes, psicólogo; José Luis Martínez, presidente del Ateneo Jovellanos; Carmen Moriyón, alcaldesa, y Desireé Díaz González, cirujana de la Unidad de Mama de Cabueñes. ::                             JOSE SIMAL/
José Luis Cifuentes, psicólogo; José Luis Martínez, presidente del Ateneo Jovellanos; Carmen Moriyón, alcaldesa, y Desireé Díaz González, cirujana de la Unidad de Mama de Cabueñes. :: JOSE SIMAL

«Hay evidencias científicas y cada vez hay más casos de gente joven con cáncer de mama». Esos son sólo dos de los argumentos que Carmen Moriyón esgrimió ayer para defender su propuesta de adelantar a los 40 años la primera mamografía, frente a los 50 en que está situado hoy este examen médico, que se emplea para diagnosticar de forma precoz la presencia de un tumor. Lo dijo ayer, Día Mundial del Cáncer de Mama, y lo dijo como cirujana especializada en este tumor, más que como alcaldesa.

A diferencia de su etapa como médica, cuando se tenía que mostrar algo más comedida al ser consultada sobre esta cuestión, la ahora regidora no se anduvo por las ramas: «hay que informar con la verdad. Decir que no es conveniente hacer mamografías a partir de los 40 años es irresponsable. Si vamos a hablar de salud y de prevención, no hay que ser hipócrita», zanjó, sin miedo a la polémica. Moriyón se pronunció en estos términos minutos antes de participar en uno de los actos con los que Gijón se sumó al Día Mundial del Cáncer de Mama. La alcaldesa acudió a la conferencia que su excompañera en la Unidad de Mama del hospital gijonés, Desireé Díaz González, y el psicólogo de la Asociación Española Contra el Cáncer, José Luis Cifuentes, ofrecieron en el Ateneo Jovellanos. La hora de la charla (19.30 horas) coincidía con el homenaje que se le ofrecía unas calles más arriba, en el Teatro Jovellanos, al Premio Príncipe de Asturias de las Artes y las Letras, Leonard Cohen. La alcaldesa excusó su ausencia junto al cantante y poeta canadiense, asegurando que «creo que debo estar aquí, en este acto y con esta gente», argumentó.

Un consejo: autoexplorarse

Moriyón volvió luego al cáncer y a su mensaje de prevención: «Ahora lo puedo decir alto y claro. En este tipo de cuestiones no caben ni recortes ni restricciones. Una mamografía a tiempo son años de vida». Porque no realizarse controles tempranos, a los 40 años, volvió a remarcar, «significa quimioterapia, radioterapia y recaídas». La alcaldesa fue más allá y se preguntó «¿porqué nadie se cuestiona el número de escáneres que se hacen en urgencias y las radiaciones a las que se someten a los pacientes, y sin embargo, sí lo hacen cuando se aconseja rebajar la edad de las mamografías a los 40, no lo entiendo», se sinceró.

Tras la regidora, fue el turno de la médica Desireé Díaz González, que puso cifras al Día Mundial del Cáncer de Mama, una patología que afecta a una de cada 14 españolas y que aumenta a un ritmo del 1 al 2% anual. Esta especialista recordó que el 98% de los tumores «tienen una buena evolución si se detectan en el estadío uno, cuando el cáncer mide menos de dos centímetros». A partir de ahí, la supervivencia empeora y se sitúa del 88% al 76% para el segundo estadío y al 56% y 46% para el tercero. El cuarto, el más grave, que es cuando ya hay metástasis y el tumor se ha extendido por otras partes del cuerpo, la posibilidad de superarlo cae al 16%. Por eso, aconsejó a las mujeres a autoexplorarse las mamas y a acudir a los programas de screening.

Fotos

Vídeos