El Colectivo Ecologista denuncia un nuevo vertido en la ría y Arcelor niega ser el causante

R. D.AVILÉS. E

l Colectivo Ecologista de Avilés (CEA) denunció ayer ante el Seprona y el Principado un nuevo vertido de sustancias oleaginosas desconocidas «similares a los derivados petrolíferos que, de acuerdo a las primeras informaciones oficiales, procedían del colector de baterías de ArcelorMittal».

El vertido se podía observar a la altura de la pasarela del Centro Niemeyer sobre las doce de la mañana de ayer, según denunciaba el CEA a través de un comunicado. «Los visitantes se sorprendían de la inmensa mancha de productos industriales donde flotaban varios peces muertos en una ciudad que se quiere vender como turística con un espectáculo lamentable», sostiene la organización conservacionista.

«Esta situación se va a agravar cuando, en vez de verter a la ría, donde se ve con mucha frecuencia, lo hagan directamente al emisario submarino», aseveraba el CEA, que considera que se trata de una instalación que «sólo sirve para trasladar la contaminación de un sitio a otro».

ArcelorMittal negó posteriormente ser la responsable del vertido a la ría, y un portavoz de la siderúrgica explicó además que no se había detectado ninguna clase de anomalía en el funcionamiento de las instalaciones fabriles de Avilés. La multinacional ha desmentido también que el origen fuese el colector de baterías de la empresa.