Foro revisará el Plan General para permitir una mayor edificación en la zona rural

El equipo de gobierno plantea ampliar los núcleos y permitir construir en parcelas más pequeñas

OLGA ESTEBANGIJÓN.
Panorámica de la parroquia de Santurio, una de las que, según el actual PGO, permite aún un crecimiento superior al 100%. ::                             P. UCHA/
Panorámica de la parroquia de Santurio, una de las que, según el actual PGO, permite aún un crecimiento superior al 100%. :: P. UCHA

El equipo de gobierno de Foro Asturias revisará el Plan General de Ordenación, aprobado el año pasado, con un objetivo claro: cambiar las condiciones de edificación en la zona rural gijonesa. Foro lo había anunciado en campaña electoral, lo había recogido en su programa y ahora está ultimando los trámites previos necesarios para abordar esta revisión parcial que se basará en tres aspectos fundamentales, todos ellos encaminados a facilitar una mayor edificación en las parroquias del concejo. Ese objetivo se conseguirá, en primer lugar, con un crecimiento de los núcleos actuales (ahora hay 154 en las 25 parroquias, lo que supone un 12% del territorio municipal). En segundo lugar, flexibilizando las condiciones para parcelar los terrenos. Y, en tercero, aumentando la superficie máxima edificable por parcela.

Son tres cuestiones, reclamadas una y otra vez por los vecinos de la zona rural y que han provocado, de hecho, muchas de las protestas contra los planes urbanísticos anteriores. Es más, de las 1.500 alegaciones presentados contra el último documento del PGO, unos 800 estaban relacionados con estas cuestiones. El argumento más escuchado fue que querían edificar en sus fincas, para sus hijos. Estas reclamaciones fueron rechazadas una y otra vez por los gobiernos de PSOE e IU alegando que las necesidades de vivienda de la zona rural están suficientemente atendidas. Las últimas cifras indican que en las parroquias hay unas 3.900 casas construidas y que aún había capacidad -sin introducir modificaciones urbanísticas- de levantar otras 4.300. Es decir, un crecimiento potencial del 109%. Eran las explicaciones que repitió en varias ocasiones el anterior concejal de Urbanismo, Pedro Sanjurjo, quien defendía que esa situación permitía asegurar la capacidad residencial para las personas que tenían su medio de vida en el campo gijonés. Porque su máxima era que el suelo de la zona rural no era «para chalés», sino para la gente que vive del medio rural.

El PP nunca estuvo de acuerdo con estas decisiones. Y Foro tampoco. En su programa electoral recogían que «revisarían aquellos planteamientos que hayan sido formulados sin un riguroso diagnóstico de la situación, tales como la delimitación de núcleos rurales existentes». Hablaban, además, de hacerlo con «voluntad de diálogo y consenso».

Demanda real

La revisión parcial que iniciará ahora el equipo de gobierno tratará, en primer lugar, de tener en cuenta la demanda real de vivienda en los núcleos, que fijarán sus límites coincidiendo con aspectos geográficos, trayectorias de viales o caminos y con los límites de las parcelas. En cuanto a la parcelación de las fincas, Foro plantea la posibilidad de rebajar la superficie mínima de la parcela edificable. En estos momentos, la extensión mínima para segregar un terreno en el que poder levantar una vivienda es de 2.000 metros cuadrados. Esa cifra se rebajaría en esta modificación del PGO, pero nunca sería inferior a 1.000 metros cuadrados (el PP había llegado a plantear una extensión mínima de 600 metros).

La modificación puntual del Plan General pasaría también por ampliar la superficie máxima edificable por cada parcela. En estos momentos, el planeamiento permite construir una casa de 250 metros cuadrados, como máximo. La idea de Foro es aumentar hasta los 300 metros cuadrados, cifra permitida por la normativa autonómica. Es decir: se trata de revisar todas y cada una de las cuestiones que afecten al catálogo de núcleos rurales de Gijón, entrando de lleno en una de las que más polémicas han levantado en los planeamientos urbanísticos de los últimos años, que 'lidiaron' los anteriores concejales socialistas, Jesús Morales primero y Pedro Sanjurjo después.

Ahora es Lucía García la responsable de este área municipal y la que liderará esta nueva revisión, que se anuncia unos pocos meses después de la aprobación definitiva del último Plan General de Ordenación. Este nuevo equipo considera que el último documento aprobado prestó demasiada atención a los nuevos suelos urbanizables (como Cabueñes, Granda y Castiello de Bernueces, actuaciones también muy polémicas) y «muy poca a la demanda de la zona rural y, en especial, de los núcleos rurales».

Cree Foro que hay posibilidad de mejora para esas zonas, teniendo en cuenta que «la actual delimitación de los núcleos es prácticamente coincidente con la que recogía el plan de 2005 que, a su vez, tan sólo se incrementaba ligeramente respecto al plan de 1999».

Fotos

Vídeos