Urbanismo descarta cambios en Cabueñes y Granda para evitar reclamaciones económicas

No obstante, abre la puerta a algunas «reformulaciones» en caso de que los constructores no cumplan los plazos

OLGA ESTEBANGIJÓN.
Tras el Parque Científico, los terrenos de Cabueñes afectados por uno de los planes urbanísticos con más contestación. ::                             JOSÉ SIMAL/
Tras el Parque Científico, los terrenos de Cabueñes afectados por uno de los planes urbanísticos con más contestación. :: JOSÉ SIMAL

«Nuestra responsabilidad en la gestión no incluye actuaciones que pudieran abocar a la ruina al Ayuntamiento». Con esa frase, el equipo de gobierno deja clara la imposibilidad de plantear cambios importantes en los nuevos suelos urbanizables residenciales que ya habían sido aprobados en el anterior plan. Alguno de ellos, incluso, ni siquiera tuvo que volver a ser tramitado, al contar ya con la aprobación definitiva cuando llegó la anulación judicial del plan, caso de Castiello y del polígono industrial de La Hoya-Casares. De todas formas, los nuevos urbanizables son muchos más: Infanzón, Porceyo, Peñafrancia, Cabueñes y Granda, además del de Castiello. Pues bien, esos proyectos no pueden ser modificados para evitar que el Consistorio «tenga que hacer frente a importantes reclamaciones patrimoniales por disminución de los derechos adquiridos de los diferentes propietarios».

En esa línea se habían expresado ya la propia alcaldesa y la concejala de Urbanismo y ahora está decidido. La revisión del PGO que afrontará el equipo de gobierno y que ayer adelantó EL COMERCIO no contemplará ninguna intervención en estos proyectos. No obstante, sí se deja la puerta abierta a «posibilitar su reformulación», mediante el «control de los plazos de ejecución». Esto significa que el equipo de gobierno va a estar muy pendiente de que los promotores de cada uno de los planes vayan cumpliendo los plazos legales para dar cumplimiento a cada uno de los trámites necesarios hasta llegar a las obras. Porque entre la aprobación del Plan General y el movimiento de tierras hay un largo recorrido, que dura años, en el que se van presentando los planes parciales, los proyectos de compensación, los de urbanización... Y hay unos plazos máximos marcados por ley, aunque no sea habitual reclamarlos. Pues bien, Foro Asturias abre la puerta a hacer uso de esos tiempos porque, en caso de no cumplirlos, se abriría la posibilidad de introducir cambios en los proyectos, incluida la rebaja de edificabilidad, sin que los promotores pudieran pedir al Ayuntamiento una compensación económica. Por el momento, los proyectos están en plazo y en la mayoría de los casos ya se han presentado los primeros documentos.

Además, el gobierno local de Foro Asturias plantea «contar con la implicación de todos los agentes para que los desarrollos de los planes ultimados, presentes y futuros, se lleven a cabo con el máximo respeto al entorno, adoptando tipologías acordes a sus características y potenciando la edificación sostenible». En este sentido, parece ser que ya ha habido algunas conversaciones con promotores para intentar que el diseño de los bloques, sin modificar un ápice la edificabilidad, se adapte mejor al entorno.

Así las cosas, cuando arranque esta revisión de un plan aprobado de forma definitiva el pasado mes de mayo, seguirán adelante los proyectos para el Infanzón (370 viviendas unifamiliares en un ámbito de 650.000 metros); Porceyo (1.200 unifamiliares en un millón de metros); Peñafrancia (152.000 metros y 70 casas, además de una residencia de estudiantes); Cabueñes (260.000 metros para 580 viviendas en bloques y servicios terciarios); Granda (1.000 viviendas en bloques, en 300.000 metros) y Castiello, el proyecto más grande, con 2.430 pisos en bloques de bajo más cuatro alturas. La ciudad tiene en marcha, además, el nuevo barrio de Jove y aún hay suelo por desarrollar en Roces.

Fotos

Vídeos