La ampliación de los núcleos rurales, una «buena noticia» para los vecinos

La alcaldesa defiende la modificación del PGO porque el anterior plan «tenía muy poca sensibilidad con la zona rural»

O. ESTEBAN GIJÓN.

Era evidente que les iba a gustar el anuncio. La decisión del equipo de gobierno de revisar el Plan General de Ordenación para otorgar una mayor edificabilidad a los núcleos rurales es «una buena noticia» para los vecinos de las parroquias gijonesas. Lo dijo, en nombre de todos, Antonio García, presidente de la asociación de Deva, abogado de la federación vecinal Les Caseríes y de algunos de los vecinos que consiguieron las primeras sentencias que anularon el Plan General de 2005. «Esas fueron nuestras peticiones: revisar lo referente a los núcleos, porque ahora está mal definido. Eso no significa que todo tenga que pasar a ser núcleo». De hecho, la zona rural esperaba que, durante la última tramitación, se hubiera llevado a cabo este trabajo, pero «nos llevamos un chasco, porque no se aprovechó el trámite».

Antonio García está convencido, como el actual equipo de gobierno, de que los núcleos aún tienen capacidad de crecimiento, cumpliendo siempre la normativa regional del suelo, que impide que crezcan más de un 50% de la superficie actual. El portavoz vecinal insiste en que, «sin consentir que todo se convierta en núcleo», hay motivos «objetivos» para que muchas parcelas sean consideradas dentro de los núcleos (porque tienen saneamiento, electricidad, aceras...) y más teniendo en cuenta que «después aparecen nuevos urbanizables en medio de la zona rural».

Parcelación

En cuanto a la intención del gobierno local de flexibilizar las condiciones para parcelar una finca, Antonio García también lo defiende. Ahora, la extensión mínima son 2.000 metros cuadrados. Urbanismo aún no lo ha especificado, pero sí está claro que se rebajará la cifra. «El modelo actual no es realista. Exige un uso excesivo del suelo», defiende García, quien confía en que la revisión del plan se lleve a cabo lo antes posible porque en la zona rural, defiende, hay una «necesidad real de vivienda».

No hay plazos por el momento, pero sí la decisión de «iniciar la revisión, para lo que se buscarán los apoyos necesarios», dijo ayer mismo la alcaldesa, quien se limitó a recordar que ya en el programa electoral de Foro Asturias recogían su intención de revisar el tratamiento de los núcleos rurales, ya que el plan anterior «pasó de la zona rural, tuvo muy poca sensibilidad».

El desacuerdo de Foro no vino sólo por el fondo, sino también por la forma, ya que el PGO se aprobó «en el último minuto del partido, ya fuera de tiempo», explicó Carmen Moriyón. Contra dicho plan se han presentado ya 74 recursos ante el Tribunal Superior de Justicia de Asturias.

Fotos

Vídeos