Sesión de fotografías en el antiguo balneario de Borines

El antiguo balneario de Borines acogerá mañana una sesión de fotografías que retratará a la relaciones públicas Alejandra Nuño, de la mano del fotógrafo Noé Baranda, de la galería de arte gijonesa de Adriana Suárez. Este emblemático edificio ha sido elegido para esta sesión por su capacidad para «remontarnos a tiempo pasado en las estribaciones del Sueve, un paraje de enorme belleza paisajística y rica historia». El balneario, que permanece cerrado al público desde la I Guerra Mundial, está cargado de leyenda, constituyendo un entorno perfecto para este tipo de actividades artísticas. El evento ha sido organizado por la agencia de comunicación de estilo de vida, tendencias y relaciones públicas, 'Amor Propio'.