El bienestar social de Avilés

130 personas trabajan en un área que llega a más de 7.300 familias y atiende a 5.000 desempleados con la cuarta parte del presupuesto municipal

A. PALACIOAVILÉS.
Una de las trabajadoras ultima un formulario del área. ::                             SERGIO LÓPEZ/
Una de las trabajadoras ultima un formulario del área. :: SERGIO LÓPEZ

El área de Bienestar Social es una de las siete en las que está dividido el Ayuntamiento de Avilés durante esta legislatura. Se creó en el anterior mandato (2007-2010) y es uno de los pilares en los que se sustenta la atención social, que ha conseguido las alabanzas de forma casi unánime, tanto por los ciudadanos avilesinos como a través del reconocimiento público fuera de Avilés y de Asturias. La gestión de Bienestar Social supone el 25% de los 62 millones del presupuesto municipal -que son 67 si se suman los de las distintas fundaciones-, y el 20% del personal municipal trabaja en los distintos servicios. En total, 130 personas. «Nuestra intención era prestar una atención más coordinada, con más eficacia y eficiencia creando una estructura que posibilitase una coordinación de las políticas para las personas de Avilés, con las mismas directrices», resume la concejal responsable, Yolanda Alonso. Ella y los concejales Ana Hevia, Pedro García y Miguel Ángel García Balbuena se encargan de la dirección política de Bienestar Social, mientras que la dirección técnica recae en Luisa García Solar.

La coordinación es la clave del trabajo del área, que se apoya en dos pilares básicos: Empleo y Servicios Sociales. La transversalidad de los distintos servicios «es fundamental», y se traduce en programas e itinerarios en los que participan los diferentes departamentos. Alonso y la directora técnica del área recalcan que otra metodología de trabajo característica del área son los itinerarios, especialmente los laborales. «Queremos que todas las personas de Avilés tengan derecho a incorporarse a la sociedad desde el punto de vista social y laboral, así que todos nuestros esfuerzos deben responder a ese objetivo», destaca.

Las dos responsables de Bienestar Social saben que esta legislatura estará marcada por la austeridad económica, pero aún así recalcan que el crecimiento del área ha sido paulatino y progresivo desde su puesta en funcionamiento, en 2007. Desde entonces el presupuesto ha aumentado «en casi 2 millones de euros», y la labor fundamental de los próximos cuatro años será sentar las bases para estar preparado cuando la situación del mercado laboral cambie, entre otras, que son «mejorar la calidad de vida de los mayores, continuar con las políticas actuales y conseguir que haya menos ciudadanos en situación de emergencia».

«Ha sido muy importante la incorporación de Promoción Económica al área» , asegura Alonso, «porque permite trabajar con las empresas y con los emprendedores además de con las personas que buscan incorporarse al mercado laboral». También se ponen en valor la nueva Escuela de Emprendedoras y Empresarias de Avilés.

Como datos importantes, los responsables del área echan mano a dos datos claves del año pasado. «Servicios Sociales dio asistencia a 7.340 familias, y en Empleo, durante toda la legislatura pasada, se atendió a 5.025 personas». Sólo el año pasado «se realizó el itinerario de acompañamiento laboral con 2.768 personas».

La directora técnica del área recalca el carácter trasversal de todas las actividades. Y como ejemplo pone el servicio de Educación y Juventud: «se trabaja de forma interna, externa y en red, como a la hora de preparar los refuerzos educativos, un programa en el que participa el CPR, los orientadores, los centros...».

A nadie se le escapa que las cifras del paro son alarmantes, y la ciudad no se escapa de ellas. Actualmente Avilés cuenta con 7.000 personas en situación desempleo, por lo que «tratamos de conseguir que los jóvenes tengan la mejor formación cuando la situación del mercado laboral mejore, que desarrollen sus habilidades». La situación económica que se vive y la falta de puestos de trabajo han convertido a Empleo en uno de los servicios al que recurren cada vez más avilesinos. «Nuestro objetivo es acompañar en todo el proceso para facilitar la incorporación al mercado laboral». Con Promoción Económica bajo el área, se han podido implementar servicios generando más espíritu emprendedor «y acompañando a las empresas en sus procesos». Es decir, tal y como explica García Solar, «viendo nichos de mercado, fomentado el acompañamiento transversal», haciendo además que Avilés sea un territorio atractivo.

La formación es otra de las 'patas' de del servicio. «Hablamos con las empresas, preparamos a la gente de cara a esas necesidades, en ocasiones con cursos a la carta, fomentamos las prácticas de formación y trabajamos con la cultura emprendedora a través de la Escuela Taller y los talleres de empleo». En este gran servicio es muy importante la cláusula social: «incorporamos la contratación municipal responsable, para fomentar que las empresas contraten a trabajadores con dificultades». Desde noviembre de 2009, cuando se pusieron en marcha, ya se han incorporado 115 personas.

Entre otros proyectos, Bienestar Social quiere desarrollar una nueva idea: que el 10% del presupuesto de cada servicio se destine a proyectos para fomentar el trabajo en red en el territorio, para fomentar la colaboración de las entidades con un mismo objetivo».

Mejorar los niveles de salud

Los objetivos del servicio de Consumo Responsable y Ciudad Saludable son dos. Por un lado, «queremos mejorar el nivel de salud psicosocial de la población, especialmente en el caso de los niños y de los mayores», recalca la concejal del área.

El Ayuntamiento colabora en un proyecto contra la obesidad infantil en el Hospital San Agustín (HSA), fomenta la comida saludable en los centros, los desayunos y los almuerzos, y «también se ha incluido un pliego con determinadas restricciones para que los niños coman mejor», indica Alonso. Por ejemplo, los comedores de los centros públicos no pueden dar congelados, ni alimentos rebozados en exceso . Otro ejemplo de transversalidad, «porque aquí trabajan en equipo Educación, Salud, el Hospital San Agustín y las enfermeras de Atención Primaria».

'Por tu salud camina' es un programa específico a los mayores del municipio. «Se organizan rutas para hacer ejercicio físico con monitores especializados y además tiene un efecto socializador, porque muchos de los participantes viven solos», recuerda Alonso. Al margen de estos dos programas, se organizan talleres saludables y conferencias de temas relacionados con la salud con carácter periódico. El programa 'Educación de calle' también forma parte de este servicio, aunque en realidad sea un trabajo en equipo de Educación, Juventud, Participación Ciudadana y Salud: consiste en la actuación con determinados colectivos de jóvenes en situaciones especiales -en pandillas o que hayan abandonado la educación reglada, por - y en esta legislatura se han implantado en todas las zonas o barrios en las que sean necesario, para evitar la segmentación.

Servicios Sociales incluye Infancia, Incorporación Social, Información, Orientación y Atención Social y Mayores y Atención a la dependencia. «Ha evolucionado hacia la normalización, como puede ser el caso de la sanidad, que la utilizamos todos, y se atiende a todas las personas, se tramitan los temas de dependencia y hay programas nuevos como 'Mayores de 90' para garantizar la calidad de vida de los ancianos», indica la directora técnica. La inclusión es otra de las claves: se realiza a través de los refuerzos educativos y alcanzando convenios con entidades para fomentar el empleo en personas con dificultades, además de atender a las personas sin hogar. «El mayor valor de este área es su capital humano», recalca la directora, «gente muy interesada y comprometida».