«Si mandaran los ganaderos, los Picos serían un pastizal lleno de pistas»

«La presión de los pastores sobre los gestores es muy importante en todos los sentidos. Nosotros ponemos el contrapeso» Laura López Varona Representante de asociaciones ecologistas en el Patronato

ANA MORIYÓN LLANES.CO@ELCOMERCIO.ESCANGAS DE ONÍS.
Laura López Varona, representante de las asociaciones ecologistas en el Patronato, en su despacho de Cangas de Onís. ::
                             JORGE PETEIRO/
Laura López Varona, representante de las asociaciones ecologistas en el Patronato, en su despacho de Cangas de Onís. :: JORGE PETEIRO

Secretaria y apoderada de la Asociación para la Defensa Jurídica del Medio Ambiente (ULEX), Laura López Varona acaba de ser elegida para representar al colectivo de asociaciones asturianas -cuyos fines coincidan con los principios inspiradores de la Ley de Patrimonio Natural y Biodiversidad- en el Patronato del Parque Nacional de los Picos de Europa. El colectivo, compuesto principalmente por grupos ecologistas, considera fundamental el papel que ejerce como «contrapeso» ante las pretensiones de empresarios y ganaderos sobre el espacio protegido. López Varona asegura, incluso, que en estos momentos el principal problema del espacio protegido es la ganadería extensiva.

-¿Qué pueden aportar los ecologistas en el Patronato de los Picos de Europa?

-Los colectivos ecologistas ofrecemos una visión al margen de los intereses políticos y económicos para garantizar una gestión del Parque Nacional encaminada a la conservación de los valores naturales.

-¿Correría peligro el Parque Nacional sin su presencia en los órganos de gestión?

-Entendemos que sí porque los ganaderos quieren que se mate el lobo, que se quemen los montes, que se hagan pistas. Los empresarios quieren que se traigan cada vez a más turistas. Nosotros, en cambio, no tenemos ningún tipo de interés ni político ni económico, somos totalmente independientes y nos da igual quién esté en cada momento en el Gobierno. Lo único que pretendemos es que se cumpla la ley para la protección del Parque Nacional y que se haga pública la gestión.

-¿No es pública ahora?

-No siempre. Por ejemplo, cuando se llevan a cabo controles de lobo se hace de forma oscurantista. Nosotros queremos que se haga de forma pública y notoria porque sólo de este modo se puede actuar y tomar medidas si los controles se hacen fuera de lo establecido en la normativa.

-¿Qué debe mejorarse en la gestión del Parque Nacional?

-La conservación de las especies silvestres está al amparo de los requerimientos de los ganaderos y eso no puede ser así. La ley establece que matar lobos y jabalíes es la única solución para el control de estas dos especies y para evitar sus daños. Deben ofrecerse soluciones alternativas.

-¿Cuáles serían esas soluciones?

-Por ejemplo obligar a los ganaderos a que vigilen su ganado correctamente, que actúen de forma profesional con su propio ganado. Eso también evitaría la mayor parte de los daños.

-El lobo siempre ha sido un arma arrojadiza entre pastores y ecologistas...

-Ha sido motivo de una discusión entre los dos sectores desde hace 15 años, cuando el lobo pasó de la vertiente leonesa a la asturiana, donde la explotación ganadera es mayor. En León hay ganaderos que están con su ganado continuamente y la presencia de los lobos no les afecta. En Asturias, los ganaderos no están acostumbrados a la presencia del lobo y el ganado no lo tienen para subsistir, sino para aumentar sus ingresos. Por este motivo, cuando están trabajando en sus otros quehaceres, no se pueden hacer cargo del ganado y es cuando hay problemas.

-¿Cómo funcionará este colectivo de asociaciones que usted representa en el Patronato?

-Como venía siendo hasta ahora. Se organizarán dos veces al año encuentros, cada vez en una comunidad autónoma diferente, en los que participan todos los grupos que están representados por mi persona. En estas reuniones elaboramos una estrategia coordinada para abordar los problemas que existen en cada una de las comunidades autónomas. Esto es, en Cantabria existe un problema por el excesivo turismo, en León por la caza y en Asturias por la ganadería extensiva.

-¿La ganadería extensiva es el principal problema en Asturias?

-La presión de los ganaderos sobre los gestores del parque es muy importante y va en todos los sentidos. No sólo en el tema de los lobos, también en el de los incendios que encienden los propios ganaderos para obtener pastos. La ley dice que debe vetarse al pastoreo los montes quemados, no ya como castigo a los pastores, sino para su regeneración. Sin embargo, no se cumple la ley y los ganaderos siguen quemando precisamente para conseguir pastos. Los gestores les consienten todas sus reclamaciones, que no son otras que crear pistas ganaderas para poder subir con sus coches y andar lo menos posible, y rozar el matorral sin tener en cuenta la importancia de la biodiversidad.

-¿Consideran que no se les puede permitir todas estas reclamaciones?

-Si dejáramos a los ganaderos actuar sin el contrapeso de los ecologistas, el parque de los Picos de Europa sería un pastizal, sin bosque ni matorral, lleno de pistas por todos los sitios. No tendría ningún valor como Parque Nacional. Hay que buscar un equilibrio y no porque lo digamos los ecologistas, existen informes científicos que así lo avalan por parte de la Universidad de Oviedo.

-Sin embargo, los pastores siempre han defendido que el paisaje de los Picos es gracias a ellos.

-El discurso de que fueron ellos quienes han moldeado el paisaje viene del programa Pastores XXI, y lo utilizan constantemente los pastores para que la Administración no haga otra cosa más que lo que quieren ellos. Hay que volver a retomar el equilibrio porque lo más importante del Parque Nacional es su biodiversidad y para que ésta exista el espacio protegido tiene que tener bosque, matorral y pastizal, algo que no entienden los pastores.

-Y el turismo, ¿no es problema?

-De momento en Asturias no, pero si se deja avanzar acabaremos como en Cantabria, con teleféricos y una carga masiva de turistas que también pondría en peligro la biodiversidad del parque.

Fotos

Vídeos