SOS Cultura pide recuperar la escultura de Fernando Alba

G. D. -R.OVIEDO.

Unas veces está y otras desaparece. Físicamente y, también, del debate político. La escultura de Fernando Alba que el Ayuntamiento instaló en 1988 en Ventanielles y que Gabino de Lorenzo desmontó en 1995, viene y va. Apareció en 2003, junto a Los Castañales y, este año, junto al borde la autopista, en el parque de Invierno. Y no tiene fácil solución. Ayer, el colectivo SOS Cultura anunció que instará «a los responsables municipales a que repongan en la ciudad» la pieza, que recuerdan es «un patrimonio artístico» del Consistorio y que debe exhibirse en un espacio público.

Consideran que «la indigna situación de esta obra de arte» es un símbolo «de la inacción cultural» que, denuncia el colectivo, padece el Ayuntamiento y de la falta de sensibilidad del municipio hacia las artes actuales.

Con todo no es fácil. Pesa 34 toneladas o pesaba, porque al desmontarla de aquella manera -parte de las piezas fueron cortadas a soplete- tampoco se sabe con certeza si la pieza o a las chapas apiladas en el parque de Invierno son todo lo que había. Con ese peso y en ese estado, ni vale cualquier ubicación ni sale gratis reconstruirla. Ayuntamiento y artista lo más que han hecho es hablar. Alba apuesta por Llamaquique.