Detrás de los basureros pirata

El Ayuntamiento de Siero localiza 27 focos, algunos con materiales muy contaminantes como la uralita

SARA ARIASPOLA DE SIERO.
El mayor vertedero del municipio, situado debajo de un viaducto entre Feleches y Lieres. ::                             PABLO NOSTI/
El mayor vertedero del municipio, situado debajo de un viaducto entre Feleches y Lieres. :: PABLO NOSTI

Los vertederos pirata son la pesadilla de los servicios municipales de limpieza de Siero. Aparecen por todas partes, los limpian y en poco tiempo, vuelven a crecer. El Ayuntamiento ha contabilizado hasta 27 focos de basuras y escombros de todos los tamaños, con infinidad de objetos y porquería, y repartidos por varios puntos del municipio.

El mayor de todos se encuentra debajo de un viaducto de la autovía entre Feleches y Lieres. Allí hay de todo: muebles, loza de baño, una nevera de bar, un televisor, botes de gasolina, ropa... «A veces es como si se hubiesen deshecho de una casa», explica una ingeniera técnica del Consistorio. Lo más curioso de todo es que había infinidad de defensas de vehículos y muchas ruedas compartiendo espacio con ratas que campan a sus anchas entre los vertidos.

Entre los escombros también hay restos de uralita, un material altamente contaminante. «Este tipo de desecho solo lo puede retirar una empresa autorizada a través de un registro y con un coste altísimo: 200 kilos pueden costar 1.500 euros», explica José Teva, de la empresa encargada de la limpieza en el municipio.

El proceso habitual para el saneado de los vertederos piratas comienza por el ciudadano, quien en muchas ocasiones denuncia su existencia. Otra vía es el Seprona, que durante sus patrullas de vigilancia localiza un basurero y lo comunica al Ayuntamiento. «Esta ayuda es fundamental», afirma una de las ingenieras responsable.

Después, los técnicos de la Administración local realizan un estudio que se envía a la empresa de limpieza para que proceda a la retirada de los restos. «Es muy difícil mantenerlo limpio; en cuanto quitas la basura alguien vuelve a dejar allí algo», aseguran desde la concesionaria del servicio.

Esta actividad fraudulenta es casi ya un hábito para algunas empresas y particulares. Pese a que existe un punto limpio en Bergueres y la posibilidad de llevar la basura a Cogersa, «la gente no lo hace para no pagar el canon», explica una técnica municipal.

Esos 'piratas' incluso aprovechan los sitios más inhóspitos como curvas con mucha maleza, donde es muy difícil acceder. «No somos alpinistas y se requiere de una obra para abrir el camino», comenta Teva. Para solucionarlo, la Administración local apela a la concienciación y al civismo ciudadano, aunque la lucha contra los vertederos pirata es permanente y difícil.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos