«González del Valle modernizó la viticultura de Cangas del Narcea»

El director general de Patrimonio ensalza la figura del compositor ovetense, que llegó a comercializar el vino local en La Habana

J. M. AZCÁRATECANGAS DEL NARCEA.
José María González del Valle, Joaquín López y Fidela Uría, durante el acto. ::                             AZCÁRATE/
José María González del Valle, Joaquín López y Fidela Uría, durante el acto. :: AZCÁRATE

«Anselmo González del Valle fue el gran modernizador de la viticultura de Cangas del Narcea a finales del siglo XIX, llegando a codearse con los vinos de Burdeos». El director regional de Patrimonio Cultural, Joaquín López, describió así la trascendencia que tuvo en el mundo del vino la labor del histórico personaje durante un acto organizado por el Museo del Vino de Cangas y la asociación Tous pa Tous con motivo del centenario de su muerte.

López señaló que «a su ahínco y entusiasmo se debe la introducción en los viñedos cangueses del sistema de alambres y espaldera, además del azufre para combatir el mildíu, técnicas por entonces puestas en marcha en los viñedos franceses».

Para mejorar y modernizar el cultivo de los viñedos y la elaboración del vino de Cangas, contrató técnicos franceses que introdujeron importantes cambios en los viñedos, como el empleo de hilos de alambre para apoyar las vides, el uso de sulfatadoras e innovadores sistemas de poda e injerto.

Su interés por el mundo del vino le llevó a construir en la calle Pelayo una gran bodega, «montada con todos los adelantos que requiere la industria vinícola moderna», conocida como El Lagarón. El jefe de la bodega era el técnico francés Ernest Dubucq y ciudades como Oviedo, Gijón, Avilés, Madrid o La Habana conocieron la producción, de excelente calidad. De hecho, fue distinguido con la medalla de plata en la exposición vinícola de Burdeos de 1895 y recibió la de oro en la de Angers al año siguiente.

Asimismo, Anselmo González del Valle invirtió grandes cantidades de dinero en Cangas del Narcea, donde llegó a contar con más de 200 propiedades. Por esto, la villa le dedicó una calle con el nombre de 'Anselmo del Valle', que era como se le conocía en su tiempo.

Impulsor del Conservatorio

Sin embargo, González del Valle era mucho más que un amante del buen vino. Fue un gran aficionado a las bellas artes, en especial a la música, y es uno de los compositores más destacados que tuvo Asturias. De hecho, durante el acto de homenaje, la musicóloga Fidela Uría Líbano destacó que la producción musical de González sumó «más de 70 composiciones de gran calidad» y que fue uno de los pioneros de la música nacionalista asturiana, con una obra «brillante y muy escrita».

Además, «fue un personaje muy culto, con una gran biblioteca musical con más de 20.000 partituras y una amplia pinacoteca, además de uno de los fundadores de la Academia Musical San Salvador de Oviedo, germen del actual Conservatorio», apostilló.

Nacido en La Habana en 1852, era hijo de un emigrante de Oviedo, ciudad a la que se trasladó a estudiar a la edad de once años y donde residió hasta su muerte, el 15 de septiembre de 1911. Su nieto, el catedrático de Derecho Canónigo José María González del Valle, fue el encargado de recordar algunas de las muchas anécdotas protagonizadas por su abuelo y su gran cariño por Cangas del Narcea.

El homenaje, celebrado en el teatro Toreno, contó con la asistencia de numerosos vecinos del concejo y fue clausurado por la pianista Purita de la Riva, que interpretó algunas de las composiciones de Anselmo González del Valle.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos