Diferencias sobre la necesidad de que se invite al Conseyu de Mocedá al debate

I. V.GIJÓN.

Como ya habían señalado la semana pasada, las Juventudes Socialistas de Gijón no acudieron ayer a la cita con la comisión que debate la futura ordenanza. Según señalaron en un comunicado, su ausencia se debe a que consideran que «una simple intervención de diez minutos» es insuficiente «para dar cuenta de una cuestión vital para la juventud. También critican que la voz de los jóvenes se escuche a través de las organizaciones políticas y no de entidades como el Conseyu de Mocedá». En este sentido cuentan con el apoyo de IU, desde donde entienden que «las asociaciones pueden aportar cosas diferentes a los partidos politicos, cuyas juventudes ya están representadas por los concejales». Diferente opinión manifiestan en Foro Joven, que destacan el hecho de que su portavoz mostró una postura diferente al borrador presentado por el equipo de gobierno y señalan que «las asociaciones tampoco representan a la inmensa mayoría de los jóvenes». Nuevas Generaciones, por su parte, asegura que «hoy en día el Consejo es un organismo fantasma».

Por otra parte, la portavoz del PP, Pilar Fernández Pardo, estimó ayer que la nueva ordenanza podría estar lista en junio, si bien la alcaldesa evitó dar plazos y abogó por dejar abierto el debate «el tiempo necesario» para lograr el máximo consenso.

Fotos

Vídeos