El parque móvil se reduce de 61 a 54 vehículos, ocho de ellos eléctricos

O. E.GIJÓN.

El Ayuntamiento de Gijón acaba de aprobar la contratación del arrendamiento de 54 vehículos (hasta ahora eran 61) que darán servicio a distintas áreas municipales. Se trata de un contrato de cuatro años de duración que tiene un coste de 1,1 millones de euros, explicó el portavoz de la junta de gobierno, Rafael Felgueroso. En realidad, se ha adjudicado mediante tres lotes. De tres de ellos se hará cargo la empresa Alvemaco Rentacar y la última ha sido adjudicada a Going Green.

Felgueroso destacó el hecho de que entre esos 54 vehículos vaya a haber 8 eléctricos, lo que convierte al de Gijón, aseguró, en «uno de los ayuntamientos de España con una mayor flota de vehículos eléctricos». También habrá dos híbridos. Y toda la flota se organizará con criterios de eficiencia energética, lo que incluye el uso compartido de los coches. Asegura Felgueroso que este contrato supone un ahorro de siete coches respecto a la flota que estaba funcionando hasta ahora y un ahorro anual de 110.000 euros.

Según las bases del contrato de arrendamiento, el Ayuntamiento dispondrá de veinte turismos convencionales; ocho eléctricos (para los que exigía una autonomía mínima de 90 kilómetros); dos vehículos de representación (los híbridos); ocho furgones de 9 plazas; cuatro de 5 plazas y 12 combis. Según estas condiciones, queda abierta en cualquier caso la posibilidad de poder solicitar la incorporación de nuevos vehículos a la flota, así como la reducción de la misma.

La junta de gobierno también adjudicó recientemente el arrendamiento de la flota de vehículos de la Policía Local, contrato con el que, defiende Rafael Felgueroso, «se ahorrarán 345.000 euros al año».