La danza conquista los Premios Oh!

'Low Cost' se queda con los premios de mejor autor para Maxi Rodríguez e intérprete para Jorge Moreno mientras 'Gaviota 2.1' se lleva los de mejor actriz para Ana Bercianos y banda sonora original 'Folías', del bailarín Manuel Badás para Factoría Norte, mejor espectáculo y mejor producción

M. F. ANTUÑAGIJÓN.
Foto de familia de todos los ganadores que ayer recogieron los premios Oh! en el Teatro Jovellanos. ::                             CITOULA/
Foto de familia de todos los ganadores que ayer recogieron los premios Oh! en el Teatro Jovellanos. :: CITOULA

Esta vez más que nunca los Oh! que ayer se entregaron en el Teatro Jovellanos de Gijón fueron los premios de las artes escénicas asturianas. Y lo fueron porque el que se llevó el galardón con mayúsculas, el premio al mejor espectáculo de 2011, fue una propuesta de danza que lleva el sello del bailarín Manuel Badás, con dirección de Borja Roces y la producción de Carmen Gallo (que se llevó los laureles por este trabajo) a través de su Factoría Norte. Esos dos premios -y un tercero- fueron más que suficientes para desatar la alegría de sus artífices, máxime cuando el show arrancó con muy mal pie allá por el mes de diciembre de 2010. Una inoportuna lesión de la bailarina Andrea Lebeña obligó a aplazar el estreno a mayo del pasado. Pero, al final, la espera mereció la pena. Y ayer mereció premio gordo esa suerte de locura de sentimientos y emotividad en forma de danza contemporánea. Fue el propio Manuel Badás quien constató la novedad: «Por primera vez en Asturias se premia un espectáculo de danza». Y también él quien constató la evidencia de que de los premios no se vive: «Este espectáculo ha tenido tres funciones y a mis 26 años lo que quiero es trabajar», dijo antes de dedicar su galardón, entre otros muchos, a Estrella García. Los movimientos de los bailarines se arroparon de una iluminación diseñada por Rafa Mojas y Eduardo Espina. Ellos se llevaron el tercer premio para 'Folías'.

Claro que hubo otras producciones que se adjudicaron premios gordos. Es el caso de 'Low Cost', un espectáculo de Higiénico Papel con texto y dirección de Maxi Rodríguez. Esa comedia agridulce sobre la vida de bajo coste en los tiempos en los que ser mileurista es un lujo le dio a Rodríguez el premio al mejor autor y a Jorge Moreno, el de mejor intérprete. Otra de las obras premiadas fue 'Gaviota 2.1', una daptación de un texto de Chéjov a cargo de Teatro del Cuervo bajo la dirección de Sergio Gayol que puso en pie el espectáculo tras obtener el Premio Jovellanos de producción teatral. La actriz Ana Bercianos se llevó el galardón a la mejor interpretación femenina y la música de Mapi Quintana, Jacobo de Miguel y Marcos Baggiani creada para la ocasión, el premio a la mejor banda sonora de la noche.

Falta aún en este palmarés un galardón tan importante como el de mejor director, que fue a parar a manos del joven Andrés P. Dwyer, que con su Paraninfo 58 puso en escena 'De locos, payasos y poetas', una obra con mucho humor compuesta por una serie de sketches basados en las 'Historias mínimas' de Javier Tomeo. Recibió el premio de manos del concejal de Cultura de Gijón, Carlos Rubiera, que escuchó silbidos y pateos al salir a escena.

No es menos importante el premio al mejor espectáculo infantil, que en esta ocasión fue a parar a 'Un lugar en tu corazón', de Teatro del Cuervo y José Luis Lago, una propuesta para niños de más de seis años que narra -con pompas- la asombrosa historia de la familia Pompé.

Hubo más premios que tuvieron como destinatarios espectáculos infantiles. Como el que se llevó Zig Zag Danza, de Estrella García, por 'Aupapá'. Miguel Quiroga y Luis Mosquera obtuvieron el galardón a la mejor escenografía. También Konjuro Teatro, en su estreno con los niños, logró el galardón a la mejor indumentaria o caracterización por 'El pequeño peste: historia pestilente de un gato apestoso', personificado en Anabel González.

Todos ellos tuvieron su sorpresa en la gala presentada por Olga Cuervo y Pachi Poncela y con música en directo de The Covers, pero hubo uno que ya sabía que debía subir al escenario. Antonio Ripoll, director del Teatro Palacio Valdés de Avilés, recogió feliz Oh! de honor.

Fotos

Vídeos