El PP amenaza con retirar el apoyo a Foro

El PSOE tacha a los dos partidos de «letales» y achaca a las elecciones «esta situación esquizofrénica» Pardo exige a Couto y Alsina que rectifiquen sus acusaciones de «pinza» entre el PSOE y los populares

OLGA ESTEBANGIJÓN.
Pilar Fernández Pardo, en una de sus intervenciones. ::                             LUIS SEVILLA/
Pilar Fernández Pardo, en una de sus intervenciones. :: LUIS SEVILLA

Había empezado calmado el Pleno. La Corporación debatía la aprobación definitiva del presupuesto de 2012 y la presidenta y portavoz del PP de Gijón, Pilar Fernández Pardo, aludía al «espíritu Gijón», tan convencida de sus resultados que lo ampliaba a «espíritu Asturias». Aludía a la «responsabilidad» para defender su acuerdo con Foro para sacar adelante las cuentas (197,4 millones) y se comprometía a que los proyectos sean ejecutados. Pero el buen entendimiento duró muy poco. Tras aprobar el documento, la propia Pardo preguntaba a la alcaldesa por las medidas que pensaba poner en marcha para frenar la sangría del desempleo. Contestó Fernando Couto en lugar de Carmen Moriyón y el concejal de Desarrollo Económico abrió la caja de los truenos. Habló del desempleo, sí, pero también del «pacto regional de PSOE y PP que impide que se puedan poner en marcha las medidas para la creación de empleo».

Pilar Fernández Pardo se enfadó. Y mucho. «Si hubiera esa entente que dice, en Gijón la alcaldesa no sería Carmen Moriyón, ni usted sería concejal del equipo de gobierno. Retírelo, no sea que lo que se retire sea el apoyo del PP al gobierno», instó a Couto. Y prosiguió el enfado, y habló de la «inexperiencia y imprudencia» de los miembros de Foro, a quienes acusó de «no saber gobernar, ni apreciar el apoyo de este grupo».

Couto intentó eludir ese debate, pero lo que tuviera que decir sobre las medidas de creación de empleo ya no interesaba en las filas populares. No retiró la acusación, aunque sí le dijo a Pardo que «si usted lo ha querido interpretar como un ataque al PP, sabe que no es así». Pero no era suficiente. A partir de ahí, pocas coincidencias entre ambos grupos. En todas sus intervenciones, los populares pidieron reiteradamente una rectificación e intentaron distanciarse de la gestión del gobierno: en participación ciudadana, en medio ambiente, en educación, en cultura, en urbanismo...

Pero es que, desde el otro lado, aún se empeoraron más las cosas. Porque la concejala de Hacienda, Carmen Alsina, volvió a la carga, asegurando que los diputados de PP y PSOE «toman decisiones para votar juntos». La expresión de Fernández Pardo en ese momento lo decía todo. Continuaron las peticiones de rectificación y las críticas a la gestión de Foro. Y, al final, el PP incluso forzó el debate sobre el retraso en la convocatoria del Consejo Escolar, cuando estaba en su mano que el Pleno hubiera rechazado ese punto.

Y le tocó precisamente al concejal de Educación, Carlos Rubiera, la diana de todos los dardos ayer, intentar suavizar las cosas entre Foro y PP, asegurando que habrá que «retomar el espíritu Gijón».

Consecuencias de la prórroga

PSOE e IU no fueron ajenos a la bronca entre equipo de gobierno y quien al menos hasta ahora ha sido su «muleta». Fue el Pleno de ayer, en palabras del portavoz socialista, Santiago Martínez Argüelles, una «extraña ducha escocesa», una situación «casi esquizofrénica», una necesidad de «diferenciarse» antes de las elecciones del 25 marzo, cita con las urnas que sobrevoló buena parte de la sesión. Lo hizo en la encendida defensa que Couto y Alsina hicieron de la decisión de Francisco Álvarez-Cascos (hablaron de su «profesionalidad y honradez») e incluso en las insinuaciones de la alcaldesa sobre la inclusión de José María Pérez en las listas del PSOE.

Pues bien, en medio de esa «esquizofrenia» hubo tiempo para detallar en qué inversiones concretas afecta la prórroga presupuestaria. Carmen Alsina aseguró que tan sólo hay 200.000 euros 'en peligro' en las cuentas municipales. En concreto, se trata de una partida de 100.000 euros para programas de promoción del comercio, 25.000 para iniciativas de cualificación profesional y 75.000 para equipamiento de escuelas infantiles. Aunque el 47% de los ingresos de la Fundación Municipal de Servicios Sociales proceden del Principado, así como partidas más pequeñas de Cultura y Deportes, Alsina aseguró que todas ellas están garantizadas por la prórroga.

No sucede lo mismo con algunas inversiones previstas para el Hospital de Cabueñes, la contratación de personal para la residencia Aurora Álvarez, las partidas para el Museo de Gijón, la falta de nuevas inversiones para equipamientos educativos, las dudas sobre el destino de los 4 millones del plan A... También con el dinero necesario para el funcionamiento de la escuela infantil de Nuevo Gijón para el último trimestre. Las enumeraron Jorge Espina, de IU, y Francisco Blanco, del PSOE, quien acusó a Foro y PP de ser «letales».

De muchas de estas cuestiones habló en su intervención Santiago Martínez Argüelles, que había preguntado a la alcaldesa si estaba en condiciones de cumplir todas sus promesas electorales. Dijo Moriyón que sí, pero no convenció al PSOE. Y Argüelles le recordó la «ridícula» ordenanza de convivencia, el «sectarismo» de su gestión, el «despilfarro» del edificio construido para el Albergue Covadonga, la «sumisión incondicional» al Gobierno regional, el silencio ante la subida del IBI y, en definitiva, la «parálisis económica» de Gijón.