La ingeniera de minas María Teresa Mallada, primera mujer que preside Hunosa

Concejala y presidenta del PP en Aller, sustituye en el puesto a Juan Ramón García Secades

J. C. VILLARGIJÓN.
María Teresa Mallada, nueva presidenta de Hunosa. ::
                             E. C./
María Teresa Mallada, nueva presidenta de Hunosa. :: E. C.

Su nombre sonaba de manera insistente desde hace varias semanas para ocupar la presidencia de Hunosa y ayer el consejo de administración de la SEPI (Sociedad Estatal de Participaciones Industriales ), el 'holding' en el que se integra la compañía minera, hizo oficial el nombramiento. María Teresa Mallada de Castro (Cabañaquinta, 1973), ingeniera de minas y presidenta del Partido Popular en Aller, sustituirá a Juan Ramón García Secades y se convertirá en la primera mujer en acceder a la máxima responsabilidad de la emblemática empresa carbonera.

Al contrario que otros presidentes de Hunosa, que accedieron a la cúpula de la empresa sin tener formación ni relación alguna con el carbón y la realidad social y económica de las cuencas mineras, María Teresa Mallada es licenciada en Ingeniería Superior de Minas por la Universidad de Oviedo y empleada de Hunosa, donde era miembro del consejo de administración en representación de la Junta General. Ingeniera auxiliar del pozo María Luisa, también había trabajado en el pozo Carrio y entró en la compañía en la etapa en la que el también ingeniero Luis Tejuca ocupaba la presidencia. También trabajó en los departamentos de Medio Ambiente y de Ingeniería y Proyectos.

Como ingeniera auxiliar, su trabajo consiste en complementar y ejecutar la labor que desarrolla el ingeniero jefe (o jefe de pozo) que básicamente consiste en organizar el trabajo diario de la explotación, las tareas de laboreo y la gestión de la explotación. Mallada tomará posesión el próximo miércoles en Madrid, en la sede de la SEPI, donde se celebrarán sendas reuniones del consejo de administración y la junta de accionistas de Hunosa.

La designación de María Teresa Mallada -que será el décimo primer presidente de la compañía- cuenta con el beneplácito de la dirección del Partido Popular (PP), que impulsó su nombre como máxima responsable de Hunosa. Actualmente, es vicesecretaria territorial de los populares, presidenta del PP de Aller y concejal en este municipio, donde es miembro de la Comisión de Urbanismo, Vivienda, Obras e Infraestructuras, y de la Comisión de Personal, Interior, Protección Civil y Transportes.

En las listas de las elecciones autonómicas de mayo de 2011 ocupaba el noveno puesto por la circunscripción central y no salió elegida. No ha sido incluida en la lista confeccionada por la candidata Mercedes Fernández para los comicios del 25-M, en buena medida porque se esperaba su nombramiento como máxima responsable de la empresa estatal.

Momento complicado

La labor de María Teresa Mallada al frente de Hunosa no parece, sin embargo, que vaya a ser un camino de rosas, pues podría convertirse en la presidenta que liquide la compañía minera. En efecto, tendrá que pilotar la empresa en un momento en que el sector del carbón está herido de muerte y tiene fijado 2018 como fecha para su desaparición, pues a finales de ese año el sector dejará de recibir más ayudas públicas, de acuerdo con las exigencias de Bruselas.

Hunosa, en este sentido, deberá redactar un plan de cierre progresivo de explotaciones en función de los calendarios de reducción de ayudas públicas, por lo que el cierre -debido al severo ajuste de subvenciones- podría acelerarse. En principio, la dirección que coordinaba García Secades ya tenía redactado un plan para cerrar el pozo Candín a lo largo del primer semestre de 2013.

Hunosa cuenta en la actualidad con siete explotaciones (Santiago, Nicolasa, Monsacro, Candín, María Luisa, Sotón y Carrio), el lavadero Batán y es propietaria de la térmica de La Pereda. La plantilla se ha reducido drásticamente en los últimos años y ahora solo la conforman 1.750 trabajadores, una cifra que contrasta con los casi 9.000 que tenía hace 15 años cuando era la mayor empleadora de Asturias. La empresa minera también ha apostado en los últimos años por la diversificación del tejido económico de las cuencas mineras con la creación de Sadim, una sociedad de promoción que apoya y promueve la instalación de empresas en los municipios carboneros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos