El AVE gallego recibió 1.150 millones desde noviembre y el asturiano sigue a la espera

Entre 2009 y 2011 Fomento sumó 58 millones adjudicados en obras ferroviarias en Asturias frente a los 812 en la comunidad gallega

RAMÓN MUÑIZGIJÓN.
Un tramo de la variante de Pajares en las proximidades Pola de Gordón, con la plataforma disponible para la instalación de vías. ::
                             E. C./
Un tramo de la variante de Pajares en las proximidades Pola de Gordón, con la plataforma disponible para la instalación de vías. :: E. C.

Fomento cambió de ministro pero no su impulso al AVE Madrid-Galicia. José Blanco comunicaba el 1 de noviembre la adjudicación de dos tramos por 167,6 millones y su sucesora Ana Pastor se comprometió a terminar febrero haciendo lo propio con otros ocho contratos valorados 982,4 millones. La gestión tardará aún unos días en consumarse, pero parece clara la intención del ministerio de activar una inyección de 1.150 millones en estas obras en poco más de cuatro meses.

Las atenciones que recibe la línea galaico-madrileña contrastan con el proyecto asturiano. El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) tiene pendiente de licitación el proyecto constructivo del tramo León-La Robla. La situación de la variante de Pajares entre La Robla y Pola de Lena es similar. Los técnicos dejaron listos en mayo del año pasado los pliegos para las encomiendas de la línea aérea de contacto, la subestación de Pola de Gordón, el telemando de energía, la señalización, y los tres tramos de telecomunicaciones. En el mismo estado se encontraba el proyecto para la ventilación de los túneles, las protecciones acústicas y las obras civiles complementarias. Poco después terminaron los contratos para el montaje de la vía.

José Blanco insufló esperanza a las encomiendas, al cerrar los encargos para el carril, el balasto y asegurar, el pasado 13 de septiembre en el Senado, que licitaría «antes de que finalice esta legislatura» los contratos de seguridad, electrificación y sistemas de comunicaciones. Son 24 los consejos de ministros y al menos dos los consejos de administración del Adif celebrados desde entonces sin que ni uno ni otro dieran luz verde a esas obras. La ministra Ana Pastor estima que ahora, entre encomiendas aún sin licitar y liquidaciones de obra por saldar, la inversión pendiente en la variante de Pajares es de 495 millones. Del lado socialista, el diputado Antonio Trevín reconoce que el problema de filtración de aguas que padecen los macrotúneles no quedará solventado hasta otoño pero urge a sacar a concurso las actuaciones para, pisando el acelerador, poder estrenar la variante a lo largo de 2013.

A Blanco le llovieron críticas incluso desde los socialistas asturianos por el diferente impulso que evidenciaban las obras según se libraran en Galicia o en el Principado. En lo tocante a infraestructuras ferroviarias por ejemplo, las estadísticas oficiales del ministerio reconocen que entre 2009 y 2011 el Adif adjudicó 812 millones en Galicia frente a los 58 para Asturias. Los dos primeros meses de Pastor muestran que el compromiso con la comunidad gallega sigue vigente.