Pasado romano en el olvido

Bernardo Canga pide a las autoridades «tenerlos en cuenta» porque la situación «es una vergüenza» Numerosos puentes y caminos antiguos aguardan su catalogación

MARÍA LASTRAOVIEDO.
Bernardo Canga durante su conferencia de ayer en Grado. ::
                             M. ROJAS/
Bernardo Canga durante su conferencia de ayer en Grado. :: M. ROJAS

Es difícil imaginar la historia del Imperio Romano sin sus puentes y caminos, pero de seguir así puede que pronto ocurra. En el concejo persisten siete puentes de origen romano y numerosos caminos empedrados, todos «en estado de abandono». El colaborador de EL COMERCIO Bernardo Canga es tajante: «Una auténtica vergüenza». Así lo reafirmó ayer durante la conferencia 'Caminos antiguos', que expuso en la casa de la cultura de Grado junto a Carmen Piñán, con quien en 2009 publicó un inventario de 41 calzadas romanas y 80 puentes, además del estudio de 32 caminos del Principado.

Hace más de dos siglos que Jovellanos ponía en valor estos restos romanos, sin embargo las autoridades «no han sabido tomarlas en serio». Por ello, Canga reclama que comiencen a «tenerlos en cuenta». No piden que se rehabiliten, pero sí que se tengan en cuenta, «algo necesario para que la gente los conozca y sepa de su existencia». «Hay que hacer una reivindicación de la naturaleza y de lo cultural, aspectos que hasta ahora no se han valorado lo suficiente». En Asturias hay casi 200 puentes romanos «sin catalogar». En Oviedo dos de los que corren mejor fortuna, el de Colloto y la Ponte Vieya de Lugones, se encuentran sobre el río Nora. Ambos pertenecían a la vía histórica que iba desde Lugo de Llanera hasta el oriente asturiano. Sin embargo, otros como La Ponte de Cayés, La Ponte de Brañes o el de Olloniego están «realmente descuidados».

Respecto a los caminos, el Camín Real de La Mesa es quizás el más conocido, pero Bernardo Canga habla de hasta 40 vías históricas y caminos empedrados «que nadie parece tener en cuenta». En la capital, entre Olloniego y la Manjoya se entrecruza el Camino de Santiago por una antigua vía romana «imprescindible, pero olvidada».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos