La mirada clásica de Pierre Gonnord llegará a la galería Altamira en mayo

ALEJANDRO CARANTOÑAGIJÓN.
Niña albina retratada por el artista. ::
                             PIERRE GONNORD/
Niña albina retratada por el artista. :: PIERRE GONNORD

La luz se filtra desde un lateral de la imagen y, con ello, desnuda el semblante elegido. Así mira el mundo el fotógrafo francés Pierre Gonnord, que el próximo 12 de mayo exhibirá diez de sus obras en la galería Altamira - ATM Contemporary de Gijón.

Según adelanta la propia galería la exposición, fruto de la colaboración entre Altamira y la galería madrileño-hispalense Juana de Aizpuru, que representa al artista, constará de ocho retratos y dos paisajes de gran formato. Las menores tienen unas dimensiones de 120 x 150 cm y, las mayores, de 189 x 240 cm.

Gonnord lleva esta mirada, heredera de los maestros flamencos en su enfoque e iluminación, y del estilo de los grandes maestros españoles, a la fotografía social: se decanta por personajes marginales, por el retrato de las deformidades con la potencia, y serenidad, de los pinceles de otro tiempo.

Este parisino de 50 años explora asimismo los paisajes, naturalezas estáticas en las que funde lo espectacular con lo reconocible, el extrañamiento con la tranquilidad.

Gonnord, afincado en Madrid y entregado a la fotografía después de haber pasado por el mundo de la publicidad, llega de esta forma a Asturias con la que será su primera exposición individual en la región.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos