Pastor: "Gijón al Norte ha perdido el norte en la gestión del plan de vías"

La ministra de Fomento critica que «para hacer una estación, tiramos lo que tenemos y construimos tres»

M. MORO GIJÓN.
Ana Pastor, en el Senado. ::                             EFE/
Ana Pastor, en el Senado. :: EFE

La ministra de Fomento Ana Pastor aseguró anteayer que Gijón al Norte «ha perdido el norte» en la gestión del plan de vías. Lo dijo durante una comparecencia en la Comisión de Fomento del Senado a preguntas del senador de Foro Asturias Isidro Martínez Oblanca, quien inquirió a la ministra sobre la parálisis que afecta tanto al soterramiento ferroviario como al resto de piezas que hacen falta para que funcione alguna vez el túnel del metrotrén en la ciudad.

La titular de Fomento criticó el procedimiento seguido por el anterior equipo ministerial socialista de promover, por norma general, la construcción de edificios provisionales para dar servicio ferroviario mientras se realizan las obras de las terminales definitivas. «Para hacer una estación, tiramos lo que tenemos y hacemos tres. Este es un nuevo método desconocido para mí», aseguró en tono irónico para cuestionar la eficiencia económica de este tipo de soluciones. Una crítica compartida en estos momentos por Foro y PP en Gijón, ya que ambas formaciones apuestan por mantener la estación intermodal en El Humedal o en su entorno más próximo en detrimento de la opción de Moreda.

«Yo tengo una estación, por ejemplo la de Vigo, y como va a llegar el AVE lo primero que hago es tirar la estación que tengo; hago una estación provisional para que llegue el AVE del Atlántico, luego hago otra segunda provisional y luego una tercera de 180 millones que es la definitiva», describió para criticar una forma de proceder que calificó de «todo un despropósito».

«Primero hay que valorar las estaciones que tengamos, porque lo importante es que llegue el AVE. Luego, cuando seamos ricos, a lo mejor hacemos estaciones de 600 millones», aseguró Ana Pastor, quien explico asimismo que las sociedades de integración ferroviaria como Gijón al Norte «están todas en quiebra o casi todas» por su elevado endeudamiento con los bancos ante la imposibilidad de vender suelo a promotores inmobiliarios. «¡Habrá algún modo de hacerlo mejor!», defendió la ministra, quien calificó de «desastre» la gestión de Gijón al Norte durante los ochos años que la sociedad estuvo gobernada por tres administraciones socialistas. Pastor también dedicó duros reproches por el sobrecoste de El Musel y dijo que «no se puede consentir que una obra tan importante como el puerto de Gijón tenga una desviación de más de 200 millones de euros».

En Gijón al Norte acogieron ayer con sorpresa las manifestaciones de la ministra, que se difunden en vísperas de la reunión del consejo de administración de la sociedad del próximo martes. Los técnicos de la sociedad pública han enviado informes actualizados sobre su situación financiera y contable, a petición del nuevo equipo directivo de Fomento del PP, pero desconocen el motivo de la demoledora crítica a su gestión.

Antes de la celebración del consejo del martes, tendrá lugar una junta general extraordinaria, en la que se aprobarán los nombramientos de los nuevos consejeros y los ceses de los anteriores. Un trámite necesario porque Gijón al Norte no se ha vuelto a reunir desde que hay nuevos gobiernos estatal, regional y local. También hay que nombrar presidente y vicepresidente. Según los estatutos de la sociedad, la presidencia le corresponde al secretario de Estado de Infraestructuras, cargo que ocupa Rafael Catalá. La vicepresidencia es para la alcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón. Por parte del Ayuntamiento, serán nombrados consejeros Lucía García y Manuel Arrieta, de Foro Asturias, y Pilar Fernández Pardo, del PP. El Principado, por su parte, estará representado por consejera de Fomento, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Isabel Marqués; el viceconsejero de Infraestructuras, Juan Vega, y el director general Ordenación del Territorio y Urbanismo, José Miguel García Arias.

Tras la junta general llegará el consejo de administración . Su primer objetivo: formular las cuentas anuales, presentar el informe de gestión y los resultados del ejercicio de 2011, así como el informe del director general sobre el estado de las actuaciones y la situación económica de la sociedad. En este sentido, Gijón al Norte debe aprobar la novación de la póliza de crédito, es decir, la sustitución del actual, de 36 millones (de los que se han gastado más de 22 y expira el 31 de marzo), por uno nuevo con un año de duración.

El plan de vías se encuentra en un momento clave, en el que se debe decidir cuáles son sus siguientes pasos, si introduce modificaciones respecto al proyecto aprobado por los anteriores gestores y qué capacidad tiene para conseguir nueva financiación. Tanto Foro como el Partido Popular han mostrado su desacuerdo con el proyecto aprobado por el PSOE, y esta es su oportunidad de cambiarlo.

El plan de supresión de la barrera ferroviaria, que incluye la obra de la estación intermodal de Moreda, tiene un coste estimado de 306 millones de euros. Esa referencia económica del plan de vías es de hace tres años y el gerente de la sociedad pública, Pedro Blanco, ya ha advertido en laguna ocasión de que es probable que haya que revisar al alza algunas partidas económicas por el encarecimiento de los costes de construcción de las instalaciones semisoterradas para trenes y autobuses proyectadas en Moreda. La financiación del plan de vías depende de que se consigan plusvalías inmobiliarias con las ventas de los suelos ferroviarios liberados para construir del orden de 1.600 viviendas.