Sobrescobio recibe luz verde para adjudicar la planta embotelladora

El concejo podrá aprovechar el agua de Comillera durante 90 años. La factoría requiere 4 millones de inversión y generará 19 empleos

MARTA VARELARIOSECO.
Marcelino Martínez y Adriano Pérez explican el proyecto. ::                             ROMÁN/
Marcelino Martínez y Adriano Pérez explican el proyecto. :: ROMÁN

El pasado 9 de febrero, por resolución de la Consejería de Economía y Empleo, el Principado concedió al Ayuntamiento de Sobrescobio el aprovechamiento del agua mineral natural del manantial de Comillera por un período de 90 años. Así lo detalló ayer el regidor del concejo, Marcelino Martínez, acompañado del teniente alcalde, Adriano Pérez.

Esta concesión era imprescindible para continuar adelante con un proyecto que espera ser «un revulsivo económico para todo el concejo»: la puesta en marcha de una planta embotelladora. Sin perder tiempo, el alcalde ya ha pedido al secretario municipal que comience la redacción del pliego de condiciones para poder sacar a concurso la adjudicación de la factoría. Se espera que este proceso no dure más de dos meses.

El equipo de gobierno lleva muchos años trabajando en este proyecto. Desde hace dos mantiene contactos con dos empresas dispuestas a apostar por esta iniciativa. Martínez remarcó que una de ellas «está muy interesada».

Un estudio preliminar apunta que para poner en funcionamiento esta planta sería necesario invertir entre 4 y 5 millones de euros. Asimismo, durante el primer año de funcionamiento se crearían en torno a ocho empleos, que podrían llegar hasta los 19 en el primer trienio. En este sentido, el regidor coyán especificó: «Esperamos que todo el empleo salga de la bolsa de desempleados del concejo».

La de Comillera está declarada agua mineral natural y es la sexta con esta calificación en la comunidad autónoma. Del manantial de Ordices, ubicado en la zona de Comillera, al pie de la Peña La Xamoca, fluyen diariamente unos 150.000 litros.

El punto del que mana el agua se encuentra tan sólo a unos centenares de metros de la explanada de Comillera, en la que el Consistorio coyán ultima el polígono industrial 'verde', con empresas no contaminantes y de sectores tradicionales.

En dicha área industrial, que está a punto de finalizar, el Consistorio tiene reservado suelo para poder instalar la futura embotelladora.

Los trámites

Tras años de trabajos, en junio de 2007 el Instituto Geológico Minero de España declaró agua mineral natural a la que mana del manantial de Comillera. Según los estudios realizados por el Instituto Geológico Minero, el agua del manantial de Ordices es de mineralización débil, filtrada por la roca caliza (de alta porosidad) del período terciario, formada, al mismo tiempo que el resto de la cordillera Cantábrica, hace unos 30 millones de años, aproximadamente.

En octubre de 2010, el Ayuntamiento presentó ante la Consejería de Medio Ambiente el Estudio de Impacto Ambiental. Todas la alegaciones presentadas fueron desestimadas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos