No subir el practicaje sale más caro

El barco de la autopista del mar tendrá un incremento de más de 500 euros por recibir el servicio El Puerto aún no ha contactado con los prácticos, que eliminarán las bonificaciones el domingo

MARCO MENÉNDEZGIJÓN.

A partir de pasado mañana, 1 de abril, a los barcos que operen en El Musel les saldrá más caro el servicio de practicaje. El motivo es que la Corporación de Prácticos eliminará las bonificaciones existentes hasta ahora para buques que cubren líneas regulares, después de que la Autoridad Portuaria de Gijón rechazara que ésta incrementara este año sus tarifas un 3%, conforme al Índice de Precios al Consumo (IPC).

El caso es que no subir ese 3% va a salirle caro a las navieras que operan en Gijón, aunque comprenden y apoyan la postura de los prácticos. Especialmente perjudicado se verá el 'Norman Asturias', buque con el que LD Lines opera la autopista del mar. Según las tarifas publicadas en la página web de la Autoridad Portuaria, los precios se establecen según el tonelaje del buque. El 'Norman Asturias' tiene 27.414 GT, con lo que le corresponde una tarifa de 1.537,18 euros. Los prácticos le aplican de momento una bonificación del 35%, con lo que la cantidad a pagar quedaba en 999,167 euros. Si se aplicara el incremento demandado por estos profesionales, manteniendo las bonificaciones, el buque de la autopista del mar pasaría a abonar 1.029,15 euros por viaje, pero la negativa de la Autoridad Portuaria hará que se eliminen esos descuentos y se quede con el precio de 1.537,18 euros.

Lo curioso es que la postura de la dirección del Puerto de Gijón se basa en que no son buenos tiempos para incrementar los precios -a pesar de que ha propuesto a Puertos del Estado la subida de sus tasas en un 10%-, pero va a tener una consecuencia que no esperaba, ya que, al final, supondrá un aumento muy importante para los usuarios.

Lo mismo ocurre con otros tráficos regulares. Por ejemplo, el cementero 'Cristina Masaveu', de 8.416 GT, tendría que abonar una tarifa por el servicio de practicaje de 396,65 euros, aunque se le aplica una bonificación del 30% que deja el precio final en 277,655 euros. A partir del domingo se eliminará esa bonificación, al igual que ocurre con las líneas de contenedores. Otro ejemplo es el 'Wec Goya', de 9.981 GT y que parte de un precio base idéntico al del citado cementero. Aquí la bonificación sería del 10%, con lo que el servicio de practicaje le cuesta unos 367 euros.

Los prácticos de El Musel denunciaron esta situación el pasado fin de semana. Dicen ser el único servicio técnico-náutico que no ha aplicado la correspondiente subida anual. Además, necesitan incrementar sus ingresos para adquirir una nueva embarcación más segura ante los problemas que les presenta, en determinadas condiciones meteorológicas, el paso junto a la ampliación portuaria. A pesar del grave problema que se plantea, ni el presidente del Puerto, Emilio Menéndez, ni el director, Julio de la Cueva, se han dirigido aún a los prácticos para llegar a un acuerdo.

Fotos

Vídeos