Proyectando la solidaridad

Ambos colectivos trabajan para romper las barreras que impone la sociedad mediante la música y la búsqueda de un turismo accesible Iniciativas del Colegio Don Orione y la Asociación Emburria reciben su reconocimiento

ANDREA INGUANZOLLANES.
Varios de los integrantes del Coro Don Orione, durante uno de sus ensayos semanales, donde además de cantar están empezando a tocar instrumentos. ::                             NEL ACEBAL/
Varios de los integrantes del Coro Don Orione, durante uno de sus ensayos semanales, donde además de cantar están empezando a tocar instrumentos. :: NEL ACEBAL

El Centro de voluntariado y participación social 'El Prial' y la red de asociaciones de carácter social del Oriente de Asturias organizaban hace unas semanas una cita muy especial. Se celebraba el VIII encuentro 'Creando redes de solidaridad', durante el que se decidió premiar dos proyectos que, por su originalidad y contenido solidario, merecían un reconocimiento. Los galardonados fueron, en primer lugar, el proyecto del coro del Colegio Don Orione de Posada de Llanes y, en segundo lugar, la iniciativa para crear una Guía de turismo accesible: 'Cangas de Onís para todos', de la Asociación canguesa de discapacitados Emburria. Los primeros recibirán su premio este mismo lunes, a las 11 horas, y está previsto que viernes se haga entrega del suyo al colectivo Emburria.

La formación coral de los alumnos del colegio Don Orione lleva trabajando con la música desde el año 2004, pero no ha sido hasta ahora cuando han visto premiada su trayectoria. El coro lo forman actualmente diecinueve alumnos que siguen las órdenes de su director, Agustín Díaz Linde, que a su vez es educador en el propio centro e imparte un taller de música. «Las personas con discapacidad acceden al mundo del arte por medio de la música, para lo que tienen una especial dotación», explica el director.

El grupo ensaya dos veces a la semana su repertorio y compone sus propias letras «sobre temas cotidianos, sobre la vida en el colegio. Canción asturiana, villancicos, de todo un poco», señala. Además, este grupo de artistas acaba de empezar una nueva andadura, «estamos abriéndonos a la vertiente instrumental. Empezamos por instrumentos fáciles, como el metalófono, e incluso hay alguno de los integrantes que toca la guitarra», destaca Díaz Linde. La intención de estos jóvenes es la de darse a conocer y poder recorrer la región y el país con su música. «Trabajamos muchos tipos de canciones pero sobre todo nos gusta buscar siempre un matiz solidario en todas ellas», reconoce el educador.

Dedicada a El Patio

Entre su repertorio hay canciones más complejas de interpretar que otras, pero a estos artistas les gustan los retos. Hay una letra a la que tienen especial cariño, pues se la dedican a los integrantes del grupo El Patio, un colectivo local que trabaja en favor de los inmigrantes. Sus próximas actuaciones, que son bastante numerosas, les llevarán por Gijón, Navarra, Madrid, Huelva y Valencia, entre otros destinos.

En la asociación Emburria no faltan las iniciativas. En los últimos años han creado un programa de ayuda para la búsqueda de empleo a personas con discapacidad en la comarca, han abierto un piso tutelado para ofrecer la experiencia de la semi emancipación a los alumnos del programa y, ahora, se han puesto manos a la obra para romper con las barreras arquitectónicas que existen en la capital canguesa.

Mini guía

María Hórreo, gerente del colectivo social, fue la encargada de presentar su nuevo proyecto en el encuentro organizado por 'El Prial'. Desde la asociación preparan la edición de una mini guía de turismo adaptado, que estará en la oficina de turismo a disposición de todos los visitantes, en la que se incluirá información sobre los espacios adaptados con los que cuenta Cangas de Onís. «Queremos ofrecer a los turistas información suficiente para que sepan qué lugares pueden visitar con buenos accesos o qué restaurantes tienen sus servicios adaptados para minusválidos, por ejemplo», explica.

Para la elaboración de esta guía ha sido necesario un trabajo de campo previo en el que los propios integrantes de la asociación han ido subrayando puntos negros en lo que a adaptación se refiere en toda la ciudad. «Hemos hablado con el Ayuntamiento y se ha comprometido a eliminar todas las barreras posibles», señala María Hórreo. Además hay en marcha una iniciativa derivada de todo este proyecto, y es la concienciación de la población. «Repartiremos una serie de dípticos donde se destacará el lema 'piensa en nosotros'», explica.