El coche eléctrico del IES de Barredos gana dos premios en la Madrid Ecocity

El prototipo lavianés que funciona con hidrógeno no pudo completar todo el circuíto debido a la fuerte lluvia

MARTA VARELABARREDOS/MADRID.
El 'urban concept' del IES Alto Nalón, en Madrid, antes del inicio de la prueba. ::                             E. C./
El 'urban concept' del IES Alto Nalón, en Madrid, antes del inicio de la prueba. :: E. C.

Los alumnos y profesores del Instituto de Enseñanza Secundaria 'Alto Nalón' de Barredos, en Laviana, sorprendieron ayer en la competición Madrid Ecocity con su prototipo de coche eléctrico. La «escudería» lavianesa competía este año con un vehículo en la categoría de coches de hidrógeno y con un prototipo, en el apartado de vehículos eléctricos. El primero de ellos no pudo completar el circuito madrileño debido al mal tiempo que aplazó su salida y luego su participación en la prueba.

El que sí lo hizo fue el prototipo eléctrico con el resultado de dos primeros premios, al quedar por delante de una veintena de equipos. El equipo de la cuenca obtuvo el primer premio como Prototipo Eléctrico y otro en la modalidad de Prototipos de nuevas Energías Renovables en el que tuvo que competir con modelos impulsados por energía solar, pilas de hidrógeno, etanol 95, entre otros, presentados por institutos y universidades.

Los estudiantes y docentes del instituto lavianés participaron durante el fin de semana en Madrid con sus dos vehículos en una prueba de eficiencia y resistencia en la que se midieron con equipos nacionales e internacionales. Su vehículo más novedoso es un modelo eléctrico estrenado en mayo de 2011 en el XXVII Ecomarathon Europa, organizado por la compañía Shell en el circuito de Lausitz, en Alemania.

El IES de Barredos también compitió este fin de semana en Madrid en una prueba de estas características con un 'urban concept' (vehículo ideado con un diseño similar a un turismo convencional) propulsado por pila de hidrógeno. que no pudo terminar la prueba debido a la fuerte lluvia que caía sobre el circuito y que por medidas de seguridad obligó a suspender el final de la prueba.

El coche, con un diseño similar a un turismo, quedó en mayo de 2011 el primero de los equipos españoles en la prueba patrocinada por Shell en Alemania, en la que fueron capaces de recorrer 477 kilómetros con un solo litro de combustible.

El vehículo está respaldado por Air Líquide, líder mundial de los gases para la industria, salud y medio ambiente que ha sido el suministrador oficial de hidrógeno de Madrid Ecocity y del coche del IES de Barredos.