«El 90% de los turistas de la comarca hacen la ruta del Cares»

Las asociaciones del sector valoran la senda como uno de los principales atractivos del Oriente

TERRY BASTERRAPONCEBOS.
Un argayo ha interrumpido la senda del Cares a la altura de la zona conocida como Culiembro. ::
                             N. ACEBAL/
Un argayo ha interrumpido la senda del Cares a la altura de la zona conocida como Culiembro. :: N. ACEBAL

Un símbolo del concejo de Cabrales y de la comarca oriental, además de ser uno de los atractivos turísticos más conocidos de la región fuera de Asturias. En eso es en lo que se ha convertido con el paso de los años la ruta del Cares. Esta senda está considerada por los expertos del sector un elemento de dinamización turística que atrae visitantes, no sólo a Cabrales y Posada del Valdeón, municipio que acogen los dos extremos de esta travesía, sino a las dos comarcas de las que forman para cada uno de estos territorios.

El argayo del pasado martes ha vuelto a traer esta travesía a la actualidad informativa. Y es que el desprendimiento de cerca de 1.000 toneladas de roca en la zona conocida como Culiembro, en territorio asturiano aunque muy próximo al límite con León, se llevó consigo ladera abajo todo el ancho de la senda. Esto ha hecho que sea imposible completar la ruta de un extremo a otro y tampoco parece probable que se pueda habilitar un paso alternativo. Por el momento lo que se sabe es que el consejero de Agroganadería y Recursos Autóctonos en funciones, y actual presidente del consorcio del Parque Nacional de los Picos de Europa, Albano Longo, anunció el sábado en la localidad leonesa de Caín que el tramo de senda afectado por el argayo estará arreglado a comienzos del verano. También apuntó que la solución elegida para que la senda vuelva a discurrir por la zona afectada es la colocación de «un puente de celosía con interés turístico».

Mientras la travesía siga cortada la preocupación por cómo va a afectar al flujo de turistas que visitan el concejo de Cabrales y la comarca oriental es una constante entre los empresarios del sector turístico. Desde la Asociación Cabraliega de Turismo (Ascatur) se asegura que esta ruta atrae a mucha gente hasta el concejo -el pasado año registró 322.000 usuarios por su vertiente asturiana y 137.000 por la leonesa- por la belleza natural de la garganta del Cares y porque salvo el primer tramo si se inicia desde Poncebos, es una senda bastante llana que permite que sea realizada por personas sin una gran preparación física. El presidente de Ascatur, Carlos Moritán, confía en que el corte que ha producido el argayo en la travesía no frene la llegada de turistas ya que, además de seguir estando hábiles siete kilómetros de la senda por la vertiente asturiana y otros cinco por la leones, «Cabrales cuenta con muchas otras rutas y bellos parajes que normalmente no son frecuentados por los turistas».

«La senda del Cares y el Picu Urriello son los símbolos del concejo», asegura Moritán, quien también valora la multitud de otras alternativas que ofrece la comarca al visitante. «El Oriente tiene mucho para ver, muy cerca y bien comunicado. Además en la zona de la montaña vendemos los atractivos de la costa y a la inversa. Compartimos visitantes y nos apoyamos unos concejos a otros», asegura el presidente de Ascatur, que espera que, salvo en el puente de mayo, la herida que ha sufrido la senda no se refleje en pérdida de turistas.

Y es que aunque en Cabrales las anulaciones por este motivo no son algo reseñable aún, en Caín, localidad que da salida a la ruta desde la vertiente leonesa, algunos alojamientos ya han visto como se anulaban el 60% de las reservas que tenían fijadas para las dos próximas semanas.

Para José Antonio Sánchez, presidente de Incatur, la principal asociación turística del entorno de los Picos de Europa, el argayo que impide completar la travesía del Cares «tiene una importancia considerable porque el 90% de la gente que viene a visitar la comarca de los Picos de Europa hace esta ruta». Sánchez da por seguro que este inconveniente «se va a traducir en pérdidas para Cabrales, en particular, y para la comarca del Oriente, en general».

«Afectará al turismo»

Desde Fomtur, agrupación que reúne a los empresarios turísticos de los concejos de Llanes y Ribadedeva, también se da por hecho que la interrupción de la ruta del Cares «algo afectará al turismo» y por eso piden que se restablezca el recorrido lo antes posible, aunque son conscientes de la dificultad que entrañan los trabajos necesarios. El presidente de Fomtur, Fernando Fernández, asegura que, pese a que Llanes y Ribadedeva son municipios costeros, «la ruta del Cares es uno de los principales atractivos turísticos de la comarca del Oriente y mucha gente que se hospeda en los establecimientos de nuestra asociación aprovechan su estancia para hacer también esta travesía».