Casi 2.000 personas pasan en dos días por La Calle de Baco

«Sabíamos que traíamos los mejores vinos pero ha superado las expectativas», agradecen las bodegas participantes

ANA SALASOVIEDO.
Luis Alberto Martínez con representantes de las escuelas de hostelería de Oviedo y Gijón. ::
                             JESÚS DÍAZ/
Luis Alberto Martínez con representantes de las escuelas de hostelería de Oviedo y Gijón. :: JESÚS DÍAZ

La Calle de Baco cerró ayer a las nueve de la noche sus puertas en el Palacio de Congresos Ciudad de Oviedo de Buenavista. Minutos antes aún había público dentro. «Ha sido un éxito», agradeció ayer Iván De la Plata, director de Fenicia y uno de los organizadores del evento junto al enólogo Carlos Delgado.

Ha sido la cuarta edición (antes estuvo en Gijón, Alicante y Vitoria) de La Calle del Baco y la más multitudinaria. Cerca de 2.000 personas, según los datos de los responsables, pasaron por el vestíbulo del edificio diseñado por Santiago Calatrava para probar los 250 vinos de las 56 bodegas que durante dos días se han reunido en la ciudad.

«Sabíamos que traíamos los mejores vinos pero se ha superado las expectativas» de asistentes, añadió De la Plata. Describió La Calle del Baco como «el evento relacionado con el vino más importante que se va a celebrar este año de Madrid para arriba».

Asistieron cocineros, como Nacho Manzano de Casa Marcial o Luis Alberto Martínez del restaurante ovetense Casa Fermín. También pasaron por el Palacio de Congresos el presidente de la Academia Asturiana de Gastronomía, Eduardo Menéndez Riesgra; el presidente de la Asociación de los Sumilleres Asturianos, Ceferino Cimadevilla; y críticos gastronómicos, como José Manuel Vilabella, del suplemento de este periódico Yantar, entre otras personalidades del sector hostelero y gastronómico de la región a un evento destinado, fundamentalmente, a que los profesionales degusten los caldos.

Fotos

Vídeos