Los sindicatos reclaman al Principado que se niegue a asumir los cambios en educación

Han convocado para pasado mañana una «jornada de lucha», con concentraciones por la mañana y manifestación en Oviedo por la tarde

EVA MONTESOVIEDO.
Daniel Rodríguez, Beatriz Quirós, Enrique Fernández y Elena González durante la presentación de la jornada de lucha por la enseñanza pública . ::                             MARIO ROJAS/
Daniel Rodríguez, Beatriz Quirós, Enrique Fernández y Elena González durante la presentación de la jornada de lucha por la enseñanza pública . :: MARIO ROJAS

«Lo que está en juego es el sistema educativo, y si no hacemos algo fuerte y contundente vamos a perder lo que tenemos. No es sólo una reivindicación laboral, es el modelo y el sistema educativo lo que está en riesgo». El llamamiento a la movilización del secretario general de FETE-UGT contra la aplicación del decreto de medidas urgentes del Gobierno español fue secundado por CC OO, Suatea y la Federación de Asociaciones de Padres de Alumnos de Asturias 'Miguel Virgós', que han convocado conjuntamente a la comunidad educativa y a la ciudadanía en general a una «jornada de lucha» para pasado mañana.

Daniel Rodríguez, quien recordó que las especificidades de Asturias harían desaparecer la escuela rural, pidió que no se lleven a efecto los recortes, pero fue su compañera de Suatea, Beatriz Quirós, quien planteó como «opción» que «el Gobierno asturiano, como el vasco y posiblemente el andaluz, no aplique las normas que el Gobierno central ha dictado». Pero Enrique Fernández, de CC OO, puntualizó, con cierta carga de incredulidad, que «a pesar de la invasión de las competencias transferidas que supone el decreto, ya nos dijo la consejera que el Principado no va a presentar recurso de inconstitucionalidad».

El panorama que dibujaron los representantes sindicales recoge una cifra de 7.200 millones de euros en recortes educativos, de los que 3.000 corresponden a las comunidades autónomas, 800 al Ministerio de Educación, y los 3.400 restantes, a «los que se han perdido en los últimos años». Beatriz Quirós, que confesó que el llamado Decreto-Ley de Medidas Urgentes de Racionalización del Gasto Público en el Ámbito Educativo se ha convertido en su libro de cabecera, señaló que «los recortes en Asturias supondrán la pérdida del profesorado de apoyo, el cierre de bibliotecas y laboratorios, la subida de tasas, la reducción de becas y la saturación de aulas, especialmente, en Infantil, además de la pérdida de empleo para entre 1.500 y 2.000 profesores».

«Para los que tienen recursos»

Pero fue Daniel Rodríguez quien sacó de las aulas y de los recintos escolares el precio social del decreto. «A partir de este momento solo van a estudiar los que tengan recursos, porque los recortes provocarán que la escuela pública vuelva a tener un carácter asistencial para los que no tengan recursos, como ocurría hace años en la educación española. Es un problema de modelo educativo y de vida, y la sociedad debe decir 'basta', porque es un problema de todos».

En ese sentido, tanto Beatriz Quirós como Enrique Fernández insistieron tanto en que la aplicación del decreto del Gobierno del PP supone «un retroceso de 40 años en el sistema educativo español», en palabras de la portavoz de Suatea, como en que su simple existencia configura «un ataque sin precedentes en la historia del país contra la educación pública», según señaló el secretario general de Comisiones Obreras.

Tan contundentes fueron las aseveraciones de los dirigentes sindicales, que la «preocupación» confesada por la representante de la Federación de Asociaciones de Padres de Alumnos de Asturias 'Miguel Virgós', quedó un tanto diluida entre el discurso de Suatea, FETE-UGT y CC OO. «No sabemos si habrá desdobles ni el número de compañeros que tendrán nuestros hijos ni si las vacantes por enfermedad se van a cubrir, mientras las tasas suben y las becas bajan, y el dinero que pierde la enseñanza pública se va a la concertada». Pero el tono de Elena González se endureció al exhortar «a los políticos» a que «dejen de mirarse el ombligo y tomen medidas».

Por todo ello el próximo jueves por la mañana habrá concentraciones individuales en cada centro escolar a la hora del recreo, y una conjunta posterior, a las 12 del mediodía, en la plaza de España, en Oviedo, y en la del Instituto (Parchís), en Gijón. La cita unitaria, sin embargo, será a las siete de la tarde en Oviedo en una manifestación a la que está toda la ciudadanía convocada, porque «es un problema social».