Los promotores de Ecojove aplazan la obra y devolverán la reserva a los compradores

«Ninguna entidad financiera garantiza el préstamo para la hipoteca», lamenta Manuel González, presidente de Arcon

MARCOS MOROGIJÓN.
Las oficinas comerciales de Ecojove en El Cerillero, que incluyen un piso piloto, han sido cerradas. ::                             LUIS SEVILLA/
Las oficinas comerciales de Ecojove en El Cerillero, que incluyen un piso piloto, han sido cerradas. :: LUIS SEVILLA

Los promotores de Ecojove han decidido aplazar la construcción de los pisos por la falta de respaldo financiero para esta importante operación de vivienda protegida, que desde el pasado verano había empezado a ser comercializada con el reclamo de ser el primer área residencial de todo el Norte de España en aplicar principios de urbanismo ecológico a su desarrollo. «Hemos parado porque ninguna entidad financiera garantiza a nuestros compradores el préstamo para la hipoteca», explicó a EL COMERCIO el presidente de Áreas Residenciales Concertadas (Arcon), Manuel Emilio González.

La junta de gobierno de la sociedad, integrada por el Grupo Dursa (el propio Manuel Emilio González), Promociones Cascos (Francisco Cascos), Fontela Gestión y Edificación (Serafín Abilio Martínez) y Promociones Villa de Jovellanos (José Luis Menéndez), acordó anteayer por unanimidad de sus socios no seguir adelante, por el momento, con el proyecto de urbanización del ecobarrio y la edificación de la primera fase formada por 303 viviendas (153 de protección autonómica y 150 de precio concertado).

Además, con efecto inmediato se procederá a la devolución del dinero a los compradores que realizaron reserva de vivienda en Ecojove. El presidente de Arcon aseguró que, en este momento, hay alrededor de una treintena de personas en esta situación, con las que la sociedad se está poniendo en contacto para reintegrarles lo que adelantaron como señal. Una cuantía que no supera en ningún caso los 3.000 euros.

Manuel González fue diáfano a la hora de detallar por qué ha encallado de forma tan abrupta un ecobarrio que fue presentado en la Feria de Muestras hace menos de un año y cuya urbanización debería haber arrancado el pasado otoño para poder entregar las primeras viviendas a finales de 2013. Según explicó, la operación residencial en la parroquia de Jove estaba «administrativamente legalizada» con los proyectos de urbanización y de compensación del área residencial lanzados. La idea era adjudicar la obra civil y comenzar con el movimiento de tierras durante el primer trimestre de este año, pero las complicaciones surgieron a la hora de ponerse a concretar la financiación bancaria. La puntilla la dio Cajastur el pasado 16 de marzo al denegar su apoyo para esta promoción inmobiliaria. Esta entidad se había volcado con los empresarios de Ecojove durante la fase de adquisición de las fincas, pero en esta ocasión no quiso seguir facilitando el crédito para la construcción de los pisos. A partir de ahí, los socios de Arcon llamaron a la puerta de otras cajas y bancos con idéntico resultado hasta el momento. Eso fue, en última instancia, lo que llevó a la decisión empresarial de aplazar el proyecto hasta que las circunstancias financieras adversas cambien.

Sin plazos

«Nosotros quisiéramos empezar la obra mañana mismo, pero nunca si nuestros compradores se quedan sin hipoteca (hasta ahora los bancos concedían préstamos de hasta el 80% del importe del piso). Ahora habrá que esperar a que los bancos vuelvan a financiar al sector inmobiliario y eso puede ocurrir dentro de seis meses, un año, dos o tres», lamentó González.

En Nuevo Roces la falta de financiación también está haciendo estragos con la obra nueva y provoca que un buen número de solares estén ahora mismo parados, al no ver los promotores el horizonte claro. A eso se suma un contexto de demanda contenida por el elevado paro y la mala situación económica general. En este barrio, el primer desarrollo residencial que se acomete al otro lado de la ronda Sur gijonesa, los constructores están recurriendo cada vez más a ofrecer pisos en alquiler con opción a compra, un sistema que permite acceder a una vivienda sin necesidad de préstamos hipotecarios.