El sueño se esfuma por un suspiro

El Gijón Jovellanos, tras su gran partido, luchará hoy por el tercer puesto ante el Adelma Sinfín Ruesga tuvo la oportunidad de forzar la prórroga, pero Santana lo evitó

JOSÉ LUIS CALLEJA ENVIADO ESPECIALCANGAS DEL MORRAZO.
Los hermanos Paraja, al final del partido, se abrazan con Marcos González, en el centro, y con Manu Plaza y Juanjo Ruesga. ::                             GECA SPORT/
Los hermanos Paraja, al final del partido, se abrazan con Marcos González, en el centro, y con Manu Plaza y Juanjo Ruesga. :: GECA SPORT

El Gijón Jovellanos acarició el sueño. Un lanzamiento de Juanjo Ruesga en los últimos segundos evitó la prórroga ante un Cangas, que aprovechó el factor cancha, que resultó clave. El conjunto gijonés, que ahora luchará por el tercer puesto ante el Adelma Sinfín (que cayó ante el Villa de Aranda por 23-22), realizó un partido soberbio y contó con ventaja en el marcador durante muchos ocasiones. Quizá si no hubiese errado tantos lanzamientos en los 30 primeros minutos y si la pareja de árbitros no hubiese sido tan rigurosa en los penaltis, el desenlace habría sido distinto. De todas formas, el pabellón ha quedado muy alto. Si no se asciende este año por alguna renuncia, será el próximo.

La primera parte resultó muy intensa con constantes alternativas en el marcador. Los jovellanistas no le perdieron cara al partido en ningún momento y le metieron el miedo en el cuerpo a un Cangas que se veía favorito y muy arropado con el apoyo de su público. Pellitero, Juanjo y Acetti ponían por delante a los rojillos en los primeros minutos. Con el marcador 4-3, Gamallo paraba un penalti y Pellitero en la contra firmaba el 4-5, pese a que el Gijón jugaba en inferioridad por una exclusión a Juanjo.

El partido continuó redactándose bajo el mismo guión. Los dos equipos marcaban en sus respectivos ataques. Pero, en la recta final de este primer periodo, dos latigazos de Dzmytri ponían por delante a los gallegos. El local Suso Soliño fallaba un contraataque y Pellitero igualaba el encuentro (9-9). En ese momento, una exclusión a Marcos propició la ventaja del Cangas. En el último minuto, Emilio Vallado detenía un penalti, que dejaba las espadas en alto al descanso.

El segunda asalto

En la reanudación, el Cangas aprovechó la superioridad inicial de la exclusión de Marcos para abrir brecha y ponerse con la renta más amplia desde el inicio del duelo (13-9). Pero dos lanzamientos de Juanjo Ruesga, ayer sensacional, metían de nuevo a los gijoneses en el partido. El intercambio de golpes se sucedía hasta que era excluido Álex Costoya (13-12). Los locales no desaprovechaban la ocasión y lograban una ventaja de tres tantos (16-13). El Gijón Jovellanos pasaba sus peores momentos y el pivote local Corcera, tras sendos errores asturianos, permitía a su equipo coger una renta de cuatro tantos (18-14). Pero los hombres de Alberto Suárez reaccionaron a tiempo. Y ahí volvió a resurgir el equipo con dos latigazos de Juanjo Ruesga y Costoya, los hombres clave en ataque, para poner el marcador en un 20-19. Faltaban cinco minutos.

Los gallegos anotaban, pero, a renglón seguido, los jovellanistas respondían por medio de Juanjo. El técnico local solicitaba tiempo, pero el Gijón recuperaba el balón a falta de 20 segundos, con tan mala suerte, que, en esta ocasión, Javier Santana, excompañero de Juanjo en el Grupo, detenía el balón del gijonés.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos