El Remediu congrega a 400 personas contra las líneas de alta tensión

Los participantes criticaron la construcción de nuevos trazados cuando se ha reducido la producción y el consumo eléctrico

JOSÉ CEZÓNEL REMEDIU (NAVA).
La marcha protagonizada ayer en El Remediu contra las líneas de alta tensión en Asturias. ::
                             PABLO NOSTI/
La marcha protagonizada ayer en El Remediu contra las líneas de alta tensión en Asturias. :: PABLO NOSTI

Cerca de cuatrocientas personas protagonizaron ayer una marcha en El Remediu (Nava) para protestar contra las líneas de alta tensión proyectadas en Asturias, y en particular, contra el proyecto Costa Verde, que afectará a nueve concejos. La concentración se realizó coincidiendo con el Día Mundial del Medio Ambiente y la elección de la localidad naveta fue porque soporta ya tres tendidos eléctricos, al que se sumará la mencionada línea.

El acto estaba convocado por las asociaciones vecinales de Serín, Fano, Baldornón, La Madera, Celles, Collao, El Remediu y Bimenes; la Agrupación de Colectivos Asturianos y hasta una veintena de agrupaciones ecologistas. La marcha recorrió durante 45 minutos la zona de El Remediu y concluyó con una comida popular amenizada con gaita y música sudamericana. Desde la asociación anfitriona leyeron un manifiesto en el que alertaron del peligro que representan estas redes de alta tensión, su elevado impacto ambiental y el sinsentido que supone la creación de nuevos tendidos cuando ha disminuido a un tercio la producción y el consumo eléctrico en la región.

15.000 alegaciones

El proyecto de la línea Costa Verde, de 400.000 voltios, se encuentra ahora a la espera de que se responda a las 15.000 alegaciones presentadas por colectivos y vecinos, así como por los ayuntamientos de Gozón, Carreño, Siero, Nava, Bimenes y Sariego. Según recordó ayer Fructuoso Pontigo, de la Coordinadora Ecoloxista dAsturies, tan sólo renunciaron a presentar alegaciones contra el proyecto los ayuntamientos de Gijón, Avilés y Laviana, que se verán igualmente afectados por el trazado. El proyecto prevé construir también unas subestaciones en Gozón, Carreño y Gijón.

A la concentración de ayer asistieron también representantes de los afectados por las líneas eléctricas Lada-Velilla y Boimente-Pesoz, ambas de 400 kilovoltios, o la de Serín, de 132 kilovoltios. Y también estuvieron presentes el alcalde de Nava, Emilio Ballesteros, y varios miembros de la corporación municipal, un detalle muy agredecido por los asistentes. «Es muy importante que se involucren», comentaba ayer Pontigo.