Santiago Rodríguez Vega, presidente del Puerto, y Álvaro Álvarez, viceconsejero de Hacienda

Javier Fernández recupera para la gestión política a los dos pesos pesados del PSOE avilesino

LOS PERFILES YOLANDA DE LUISAVILÉS.
Santiago Rodríguez Vega. ::
                             MARIETA/
Santiago Rodríguez Vega. :: MARIETA

Santiago Rodríguez Vega y Álvaro Álvarez, los dos pesos pesados del PSOE avilesino, vuelven a la gestión política. El primero, que en 2007 renunció a volver a encabezar la lista a la alcaldía, será nombrado presidente de la Autoridad Portuaria de Avilés. El segundo, que no había sido incluido en las listas electorales del PSOE el pasado mes de marzo después de casi 13 años como diputado regional, será viceconsejero de Hacienda.

El presidente del Principado, Javier Fernández, hará efectivos estos nombramientos en la reunión de hoy del consejo de Gobierno, junto al de otro avilesino, Luis Ángel Colunga, como director general de Industria. No obstante, Santiago Rodríguez Vega no asumirá el cargo de forma inmediata, ya que su puesto tiene que ser refrendado posteriormente por Puertos del Estado.

La decisión transcendió ayer tras la reunión que Álvaro Álvarez mantuvo en Oviedo con Javier Fernández, que posteriormente le comunicaría a Rodríguez Vega la decisión. Estos nombramientos llegan después de una semana trufada de rumores sobre la posibilidad de que Álvaro Álvarez asumiese la presidencia del puerto y de una intensa negociación del PSOE avilesino y el nuevo Gobierno regional, en la que participaron los principales representantes socialistas en la ciudad, incluida la alcaldesa. En los últimos días, en la negociación se introdujo la posibilidad de la vuelta a la política de Santiago Rodríguez Vega, algo que se ha visto confirmado ayer.

Rodríguez Vega fue alcalde de la ciudad durante quince años, en los periodos 1988-1995 y 1999-2007. En el primer periodo se firmó el convenio con el Principado y el Estado para el saneamiento de la ría, hoy ya finalizado, y también comenzó la recuperación del casco histórico de la ciudad. Se trata de dos aspectos claves que han marcado una parte importante de la transformación urbana y medioambiental de Avilés en los últimos años y que se vieron reforzados en los siguientes mandatos con Santiago Rodríguez Vega al frente del Ayuntamiento.

Con él como alcalde se aprobó el Plan General de Ordenación Urbana y los proyectos del Centro Niemeyer y la Isla de la Innovación. La relación ciudad-puerto se vio reforzada también en ese tiempo con Manuel Ponga como presidente de la Autoridad Portuaria.

Una vez dejó el primer plano de la política local, vivió un nuevo episodio relacionado con los proyectos de futuro de la ciudad cuando pocas horas antes de la reunión en la que se le iba a nombrar gerente de la Isla de la Innovación anunció su renuncia por diferencias con el presidente de Infoinvest en cuanto al desarrollo de este proyecto.

Esto fue en 2008 y desde entonces ha pasado a un discreto segundo plano, con escasas apariciones en público, pero trabajando intensamente en el seno de la Agrupación Socialista y participando en todo aquello para lo que se requería su colaboración desde el Ayuntamiento.

Ahora, con él al frente del puerto se recuperará una relación de trabajo conjunto con el Ayuntamiento que se había perdido en el último año con el mandato de Foro en el Principado y el nombramiento de Raimundo Abando como presidente de la Autoridad Portuaria.

Precisamente ayer la alcaldesa insistía sobre la necesidad de que al frente del puerto estuviese una persona que conociese los proyectos que comparte esta institución con la ciudad y que continuara la colaboración iniciada con Manuel Ponga y Manolo Docampo. Lo hacía pocas horas antes de que se conociera el nombramiento de Santiago Rodríguez Vega y como respuesta a la petición hecha por los sindicatos y la Cámara de Comercio de que ese cargo lo ocupase un técnico y no un político.

Pilar Varela fue concejala de Hacienda y Promoción Económica entre los años 1999 y 2007, cuando Santiago Rodríguez Vega ocupaba la alcaldía del Ayuntamiento, con lo que ambos están acostumbrados a trabajar estrechamente.

En el Gobierno

La ausencia de Álvaro Álvarez en las listas electorales socialistas del pasado mes de marzo había supuesto un mazazo para el PSOE avilesino, que entendió que la representación de la ciudad se había visto notablemente mermada con sólo la ex concejala Judit Flórez en esa candidatura. Ahora, tres meses más tarde, Álvaro Álvarez vuelve a primera línea de la política como viceconsejero de Hacienda en un momento en el que esta consejería es clave.

Álvaro Álvarez es secretario de la Agrupación Socialista Avilesina desde el año 1990 y ha sido concejal desde 1981 hasta 1999. En esos años ocupó cargos como los de la concejalía de Hacienda y Personal, y también la de Urbanismo. En el año 1999 forma parte por primera vez de las listas socialistas a la Junta del Principado y hasta marzo de este año ha sido diputado, ejerciendo en los últimos años la portavocía adjunta del PSOE en el parlamento asturiano. Precisamente fue Álvaro Álvarez el que defendió la postura de los socialistas en contra del presupuesto que presentó el Ejecutivo de Francisco Álvarez-Cascos el pasado mes de enero.

Durante el mandato de Foro Asturias, fue uno de los diputados del grupo parlamentario del PSOE más visibles y sus intervenciones, especialmente los debates con el consejero de Cultura sobre el Centro Niemeyer, fueron de los más duros que se recuerdan en el parlamento asturiano. Esa gran experiencia política en la Junta General del Principado es una de las claves que han llevado a su nombramiento por parte del presidente del Principado. La consejera de Hacienda tiene un perfil técnico que debe poner el orden en un área que en estos momentos es fundamental para el desarrollo de Asturias, mientras que Álvaro Álvarez aportaría el contrapeso político en este campo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos