El Sespa destituye al gerente del HUCA y anuncia una nueva ordenación de recursos

L. FONSECAOVIEDO.

Los relevos propiciados por el nuevo gobierno socialista en los hospitales asturianos han comenzado por su buque insignia: el HUCA. El hasta ahora gerente del Hospital Central, el ingeniero gallego Juan José Pérez Blanco, que llegó hace nueve meses a Oviedo de la mano de Foro Asturias, fue destituido ayer junto a dos de sus colaboradores más próximos, el director médico, Francisco Javier Vadillo, y el de Enfermería, Francisco López Marinas. El Servicio de Salud del Principado, que hasta ayer estaba provisionalmente en manos de Ana Tuero (del equipo anterior), y designada ahora para la Dirección de Asistencia Sanitaria de la Consejería de Sanidad, comunicó el relevo a través de una nota de prensa. En principio, queda excluido de las destituciones el subgerente, Ángel Alzueta, al que mantienen en su cargo. Blanco y parte de la cúpula directiva habían presentado ya su dimisión, confirmaron fuentes hospitalarias.

El lugar del hasta ahora gerente del HUCA será ocupado por el inspector Ricardo Arbizu. Lo hará, aclara la nota, de manera provisional, en funciones. Arbizu «se encargará de garantizar la continuidad asistencial y de gestionar un cambio ordenado», reza el comunicado en el que el Sespa anuncia que avanzará «hacia otra estructura organizativa, acorde a la nueva etapa de reaordenación de recursos». Arbizu ocupaba la jefatura de servicio de Gestión de Prestaciones en el Sespa. Se da la circunstancia de que desde hace unas semanas también se ocupa de gestionar el Hospital Monte Naranco. No se descarta que parte de la nueva reordenación pase por vincular al Monte Naranco con una gerencia única en el HUCA.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos