Un vigilante encuentra en un parque de Vigo el cadáver de un gijonés de 39 años

O. S.GIJÓN.

El cadáver de un gijonés de 39 años, V. M. F. R., fue encontrado durante la madrugada de ayer en un parque de Vigo por un vigilante de seguridad. Al parecer, según los exámenes forenses a los que fue sometido, el fallecimiento se produjo por causas naturales, aunque en un primer momento se investigó si podrían haber intervenido terceras personas.

El hombre fue localizado pasada la media noche en un banco de la plaza de Compostela. Fue un vigilante de seguridad el que alertó a la Policía Local de la ciudad gallega al comprobar que el individuo llevaba varias horas en la misma posición, sin que hubiese apreciado movimiento alguno.

Cuando los agentes llegaron al lugar constataron que el hombre estaba en posición decúbito lateral derecho y con la cabeza apoyada en una mochila. Comprobaron que no tenía constantes vitales y, posteriormente, el médico de una ambulancia que se trasladó a la zona certificó el fallecimiento.

Los restos mortales fueron trasladados durante la jornada de ayer hasta el tanatorio de Cabueñes, donde hoy serán incinerados a la una de la tarde. Sus hermanos y sobrinos recibieron numerosas muestras de cariño por el fatal desenlace. El hombre tenía fijado su domicilio en Vigo desde hacía tiempo, si bien se mantenía estrechamente vinculado a su ciudad natal.