Candela dice adiós al fútbol

El defensa del Real Oviedo anuncia su retirada por problemas físicos y seguirá vinculado como técnico al club azul

RAMÓN JULIO GARCÍAOVIEDO.
Iván Candela, el día de su presentación en el Tartiere. ::                             J. D./
Iván Candela, el día de su presentación en el Tartiere. :: J. D.

El defensa del Real Oviedo Iván Candela anunció ayer que abandona la práctica del fútbol ya que las lesiones le impiden estar al nivel que se le exige, pero seguirá vinculado como técnico a la entidad azul, que hizo público un comunicado en el que se elogia su «honradez y señorío». «En el fútbol actual, en el que prima el dinero y la ambición, también tiene un hueco para la honradez y el señorío. Eso es lo que ha demostrado Iván Candela», asegura, en su nota, el club. También se le califica como «profesional ejemplar y un gran compañero» al que la lesiones no permitieron rendir la pasada temporada y la presente, pese a lo cual «seguía siendo de los primeros en llegar cada mañana a El Requexón».

El club explicó que fue el jugador el que trasladó al entrenador y al consejo de administración que su situación «no era la ideal, que sabía que las lesiones no le iban a permitir rendir al nivel que exige la categoría y que no estaba dispuesto a suponer una carga ni económica ni deportiva para la entidad», lo que califica de «un gesto tan extraño en estos tiempos como elogiable».

«La honestidad y el señorío mostrados por Candela -afirma el Oviedo- son valores que siempre tienen que estar presentes en el club». Por todo ello, la entidad le ha ofrecido la posibilidad de incorporarse al cuerpo técnico. «El gesto de Iván es un ejemplo para todos. Desde el Real Oviedo estamos seguros de que, por su formación, personalidad y manera de ser, su incorporación al cuadro técnico será muy positiva para el equipo. Esta es la gente que queremos con nosotros», añade.

Por su parte, el jugador reconoció que la decisión no fue fácil de tomar. «Fue muy complicada, hasta el punto de que no pegué ojo en toda la noche. Era consciente de que mi carrera futbolística estaba llegando a su fin, pero, siendo asturiano y queriendo al Real Oviedo, se me allanó muy pronto la situación», aseguró, al tiempo que reconoció que todo fue «muy rápido» y que no dudó «en seguir ayudando al Real Oviedo en todo lo que pueda». «Estamos atravesando una situación económica delicada, pero se respira un buen ambiente y hay que intentar aportar nuestro granito de arena para que el club siga creciendo», hizo hincapié.

«Hay que ser honrado»

El lateral avilesino agradeció la postura del club de ofrecerle la continuidad en el cuerpo técnico y dijo que «hay que ser honrado porque mi propósito pasaba por haber triunfado en el Real Oviedo, pero no pudo ser». «Una postura cómoda podría haber sido quedarme este año y cobrar al día, pero entiendo que no es ser útil al club. Si uno no está al nivel que se le exige. hay que tratar de buscar una solución para no perjudicar al club», asumió y, finalmente, aseguró sentirse honrado por tener la oportunidad de «continuar ligado al Real Oviedo y serle útil». «Me gusta el mundo del fútbol y puedo seguir vinculado a él», reconoció.

Por su parte, Félix Sarriugarte, calificó al jugador como «una persona generosa y honrada que ha dado un paso adelante a la hora de tomar una decisión que siempre es complicada para los futbolistas». «En el cuerpo técnico necesitábamos una persona que colaborase en analizar el grupo de Segunda B y que nos fuera cercana, con lo que estamos muy contentos con poder contar con sus servicios», añadió el técnico del Oviedo.

Fotos

Vídeos