Tres opciones para la avenida de Castilla

Un jurado elige los diseños finalistas para la reforma de los casetones de acceso al aparcamientoUrbanismo señala que se han valorado sobre todo su bajo coste de mantenimiento y su «alta durabilidad»

I. VILLARGIJÓN.
Diseño presentado bajo el nombre de 'Naturaleza urbana', uno de los tres finalistas. ::                             E. C./
Diseño presentado bajo el nombre de 'Naturaleza urbana', uno de los tres finalistas. :: E. C.

Un entramado de láminas de aluminio de disposición irregular, una celosía que parece imitar el ramaje de los árboles del parque de Isabel la Católica y una estructura modular con área de descanso y aparcamiento para bicicletas integrado. Son las tres propuestas que hay sobre la mesa para reformar los polémicos casetones de la avenida de Castilla, construcciones que dan acceso al aparcamiento subterráneo de reciente construcción. El jurado designado para valorar los 58 diseños que se presentaron al concurso se reunió ayer durante cuatro horas en el Centro de Cultura Antiguo Instituto para estudiar con detenimiento cada una de las propuestas arquitectónicas recibidas y seleccionar las que consideraban más adecuadas para dar el salto del papel a la calle. Dos arquitectos municipales, la presidenta de la Asociación de Vecinos de La Arena, la concejala de Urbanismo y representantes de los grupos municipales de Foro Asturias, Partido Popular e Izquierda Unida y de los colegios oficiales de arquitectos e ingenieros de caminos seleccionaron como finalistas las propuestas presentadas bajo los lemas 'Naturaleza urbana' -de los arquitectos Miguel Rubio Álvarez e Izaskun Bilbao del Olmo-, 'Celosía' -de José Antonio Pérez Lastra- y 'Plegando el espacio' -de Ricardo Francisco González Rodríguez-.

El jurado destacó que estas propuestas «mantienen en todo momento las condiciones funcionales» de los casetones y «aportan una gran calidad urbana mediante el diseño de espacios adecuados a la humanización del entorno». También se valoró la búsqueda de «soluciones constructivas de alta durabilidad y bajo coste de mantenimiento». Los autores de los tres diseños finalistas recibirán 3.000 euros cada uno y deberán desarrollar ahora sus respectivas propuestas de cara a la elección del ganador. El que resulte seleccionado se hará cargo de la redacción del proyecto y de la dirección de la obra de reforma de los casetones. El coste de la ejecución no puede superar los 90.000 euros.

Además de los tres finalistas, el jurado destacó con sendas menciones especiales, por sus «singulares características», otras tres propuestas. Se trata de las presentadas bajo los nombres de 'Luciérnaga 3', del arquitecto Alberto Pando de Prado; 'Una historia de paseantes y tránsitos', de Carlos Bermúdez Alonso; y 'Más vale tarde que nunca', de Javier Vizoso Gallego. En términos generales se resaltó «la alta participación en el concurso, así como la gran profesionalidad, originalidad e ingenio puestos de manifiesto».

Fachadas vegetales

La actuación sobre los tres casetones dio origen a propuestas de todo tipo. Muchas de ellas hicieron hincapié en la integración con la naturaleza y de hecho incluían la construcción de fachadas vegetales con diversos diseños. Una de ellas, de hecho, proponía que la vegetación ornamental se fuera sustituyendo a medida que avanzaran las estaciones del año e incluso dieran opción a diseños específicos, como un escudo del Sporting hecho con flores. Otra, aunque mantenía la apuesta por la vegetación, prefería una cortina vegetal colgante, formada por enredaderas. Hubo igualmente quien optó por jugar con los reflejos, proponiendo revestir los casetones de espejos de forma que reflejaran el parque y los edificios de la avenida. Otros plantearon complejas construcciones poliédricas, e incluso las tradicionales casetas de la playa sirvieron de inspiración para uno de los arquitectos, que imitaba en su propuesta el diseño de sus telas con rayas de colores. Los recubrimientos de madera también fueron un recurso muy repetido entre los concursantes.

Fotos

Vídeos