48 horas solidarias a la carrera

El atleta Antonio Madriñán inició ayer su reto en el circuito de Los Campos

J. F. GALÁNLOS CAMPOS.
Madriñán, ayer en el momento de la salida, en la que estuvo acompañado de un grupo de voluntarios. ::                             SERGIO LÓPEZ/
Madriñán, ayer en el momento de la salida, en la que estuvo acompañado de un grupo de voluntarios. :: SERGIO LÓPEZ

Antonio Madriñán inició la marcha al trote, entre aplausos, con una sonrisa en el rostro y arropado por media docena de atletas y numerosos amigos y familiares, entre ellos su novia, Sheyla. Por delante, 48 horas de carrera continua dando vueltas al circuito de cross de Los Campos, en las que espera completar unos 250 kilómetros, equivalente a la distancia que separa Avilés de La Coruña.

Gallego de nacimiento, corverano de adopción y militar de profesión, la suya es una carrera solidaria, un desafío en el que además de superarse a sí mismo, el objetivo es recaudar fondos para la Fundación Meniños. Quien quiera acompañarlo, aunque solo sea durante una vuelta, incluso caminando, puede hacerlo, de día o de noche, hasta las doce horas de mañana domingo. El único requisito es comprar al menos una papeleta para participar en el sorteo que se celebrará minutos después de que cruce la línea de meta. El precio, un euro, y cuanta más gente le acompañe, mayor será la recaudación, que se entregará íntegramente a la mencionada fundación.

«Estoy muy animado, con muchas ganas. Me he preparado a fondo», manifestó minutos antes de iniciar su particular desafío. No es la primera vez que se enfrenta a algo así. Madriñán ha completado en cinco días el camino de Santiago, desde Roncesvalles (410 kilómetros, 82 al día), ha corrido durante 24 horas seguidas y ha terminado carreras de 100 kilómetros. En esta ocasión ha subido un poco más el listón. «Todos los años hago tres o cuatro retos solidarios, pero este es especial. Es el primero en Asturias, y nunca he corrido tanto tiempo seguido. Lo hago por superarme, y si encima puedo ayudar a los demás, mucho mejor. Es muy gratificante».

En este caso el beneficiario es una fundación que, como sugiere su nombre, nació en Galicia y se entrega a la infancia. «Trabajamos con niños que por cualquier motivo están bajo la tutela de las administraciones públicas. Intentamos que puedan regresar a sus familias o que encuentren una que les adopte. También hemos puesto en marcha proyectos educativos», manifestó su representante en Asturias, Carlos Sáez, que se deshizo en elogios hacia Madriñán. «Es el tercer reto solidario que hace en favor de nuestra fundación».

Carolina Bueno, Carmen Ingelmo, Pablo Iglesias, Marcos Martín, Pedro Cuenca y Guzmán Menéndez fueron los seis atletas que acompañaron a Madriñán durante las primeras vueltas al circuito de Los Campos. A lo largo del día, y posiblemente también de la noche, nunca estuvo solo. Niños, mayores, deportistas, aficionados, vecinos... Muchos fueron los que se sumaron a este reto solidario, que no ha hecho más que empezar. Unos corrieron junto a él durante muchas vueltas, otros caminaban y todos colaboraban. Lo importante era está ahí.

Las últimas palabras que dijo Madriñán antes de echar a correr fueron de agradecimiento. «Quiero dar las gracias a todas las empresas, clubes, asociaciones, instituciones y personas que han donado los regalos que se van a sortear en la rifa. He recibido muchos apoyos, y eso empuja. Ahora hay que tener paciencia. Me quedan 48 horas de carrera, y son muchas. Solo pienso parar para comer, hacer mis necesidades y echar alguna cabezada. Como mucho, cuatro horas en total. Es cuestión de tomárselo con calma», concluyó Antonio Madriñán.

Fotos

Vídeos